eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Russian Red da el salto al cine: "Cuando algo no funciona, hay que cambiar"

- PUBLICIDAD -
Russian Red da el salto al cine: "Cuando algo no funciona, hay que cambiar"

Russian Red da el salto al cine: "Cuando algo no funciona, hay que cambiar"

Después de ocho años volcada en la música, Lourdes Hernández, más conocida como Russian Red, aparca giras y grabaciones para buscar nuevas formas de expresión, entre ellas el cine, donde debutará con el corto "El beso", una historia "romántica y atrevida" de la que ha hablado en una entrevista con Efe.

"Todo surge de escucharse a uno mismo. Cuando algo no funciona bien hay que cambiar de dirección y con la estructura de la música me pasó eso, y me empecé a abrir a otras cosas", explica la cantante y compositora, que en otoño pasado canceló por problemas de salud su gira americana de presentación de su tercer álbum, "Agent Cooper".

"Supongo que te haces mayor", añade. "Cuando llevas un tiempo trabajando en un sitio o con una forma de vida te apetece cambiar, es natural. Parece que cuando eres artista se espera que sigas haciendo lo mismo toda la vida y es raro si te pones a hacer zapatos como Daniel Day Lewis".

Si el protagonista de "En el nombre del padre" y ganador de tres Oscar huyó de los focos y se instaló en su día en Florencia como aprendiz de zapatero, Russian Red cambió hace meses los escenarios por las clases de costura, antes de encaminarse a la actuación.

"Me compré una máquina de coser e hice unos cursos, y después hice unas prácticas con una diseñadora de Los Ángeles y en Nueva York", explica. "Pero cuando estaba buscando mis prácticas empecé a necesitar dar salida a los sentimientos. No fue una decisión, la idea empezó a instalarse en mi cabeza y empecé a desearlo fuerte".

"Creo que en la convicción de que puedes hacer algo, está todo. Puedes hacer lo que quieras, pero necesitas sentir esa convicción. Yo la empecé a sentir y entonces apareció esta conexión cósmica", añade, señalando al director del corto, David Priego.

"El beso" cuenta la historia de un encuentro fortuito en el metro entre Francesca, una maga en paro y heroína "atrevida, espontánea y ruidosa" y Paolo (Carlos Troya), un tímido vigilante de seguridad del Museo del Prado.

El rodaje está previsto en diciembre en Madrid. De momento han hecho algunos ensayos, mientras esperan a completar la financiación a través de la plataforma de financiación colectiva Verkami. Priego, que también está preparando su primer largometraje con la actriz y cantante Julia de Castro, está entusiasmado con los resultados.

"Se le da muy bien", dice. "Empezamos con unos ejercicios de improvisación que eran un reto, pero hubo un día concreto que de repente salió el personaje y nos dejó muy impresionados, ella estaba jugando y pasándolo fenomenal", sostiene.

"Se me está abriendo un mundo nuevo de trabajar con las emociones", añade la artista madrileña, que acaba de cumplir 30 años. "Actuar me parece un proceso espiritual, de cuestionar la identidad, ir más allá del personaje que nos hemos creado y explorar la cantidad de lugares que tenemos dentro".

El salto a la actuación no pillará muy desprevenidos a sus seguidores, que pudieron verla haciendo un 'cameo' hace dos años en la película "Presentimientos", de Santiago Tabernero, en la que además de cantar tenía una frase como recepcionista de un hotel.

"Era el personaje más neutro sobre la faz de la tierra. A mi me daba por improvisar y Santi me decía: perdona, pero ¿te importa decir la frase como es?", recuerda entre risas. "Fue muy divertido, ahí se me abrió un poco el mundo de la actuación y un perfil de personas diferentes a las que estoy acostumbrada".

En realidad, la mudanza a Los Ángeles, donde sigue instalada, ya fue de algún modo un anticipo de esta nueva vertiente artística.

"Fue un ejercicio increíble. En América hay una sensación de libertad en el aire y todo el mundo va a su bola. Ya en el lenguaje corporal se permiten más libertades. Cuando llegué ahí me encantaba jugar a ser otras personas", asegura.

En cualquier caso, la autora de "I love your glasses" no piensa dejar del todo la música. De hecho, acaba de colaborar con el músico californiano Glowbug en su último trabajo y el día de Navidad actuará en el concierto sinfónico que dirigirá Lucas Vidal en el Teatro Real con composiciones de John Williams.

Por Magdalena Tsanis

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha