eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Tame Impala seduce al Primavera Fauna de Chile con su rock psicodélico

- PUBLICIDAD -
Tame Impala seduce al Primavera Fauna de Chile con su rock psicodélico

Tame Impala seduce al Primavera Fauna de Chile con su rock psicodélico

Las canciones de Tame Impala son como pequeñas piezas de orfebrería musical, joyas cargadas de vibraciones positivas que hicieron de la banda australiana una de las estrella del festival Movistar Primavera Fauna que, a pesar del cielo amenazante, vivió un día radiante y abarrotado de público.

La banda liderada por el carismático Kevin Parker ofreció esta noche un concierto a las afueras de Santiago de Chile técnicamente impecable que inyectó al público dosis de psicodelia eufórica con temas como "Solitude is bliss" y otros más roqueros como "Elephant".

"¡Qué bueno estar de nuevo en Chile!", gritó el desmelenado Kevin Parker ante el griterío ensordecedor de la audiencia chilena a la que no paró de mimar canción tras canción con diversos piropos.

"Be above it" y "Why won't you make up your mind?" son algunas de las canciones con las que la banda australiana empezó el concierto que, como el antílope africano al que hace honor su nombre, fue encadenando tema tras tema con una velocidad y agilidad sumamente elegante.

Unas gigantescas pelotas infladas se sumaron a la experiencia audiovisual que proponían los australianos: estilizadas melodías laberínticas y sonidos psicodélicos que se combinaron de forma armoniosa con electrizantes diagramas digitales proyectados en una enorme pantalla a modo de telón de fondo.

En apenas cinco años y sólo dos discos bajo el brazo, "Innerspeaker" (2010) y "Lonerism" (2012), Tame Impala ha conseguido ganarse un espacio en el olimpo musical de la última década codeándose con bandas de la altura de "The Flamming Lips" o "MGMT".

Desde sus inicios, la soledad y el aislamiento se han apoderado de las letras de la banda australiana, sin embargo el cabeceo simultáneo de las 10.000 almas presentes en el concierto demostró que se puede hacer un viaje introspectivo de forma conjunta.

Con una bandera chilena en sus hombros, Parker concluyó el concierto con "Feels like we only go backwards", que recibió una efusiva respuesta por parte del público a quien el australiano respondió con un cariñoso "esta noche me he enamorado de Chile".

Así pues, la cancelación de Beirut, que inicialmente presagiaba el desánimo del público, no alteró el desarrollo del festival: la magnífica actuación de Tame Impala, la intensidad de Mogwai y el "buenrollismo" de The Lumineers fueron algunas de las propuestas que hicieron que el público no echara de menos a la banda estadounidense.

Y es que Mogwai, otro de los nombres destacados, hechizó al público reunido en el escenario principal del festival con su ecléctica mezcla de delicadas melodías y sonidos estridentes.

El último de sus álbumes ha recibido algunas de las más brillantes críticas de su carrera, un reconocimiento que elogia una larga carrera marcada por los más de diecinueve años pisando escenarios y sus ocho álbumes bajo el brazo.

Su fórmula, tierna y estremecedora al mismo tiempo, supuso un reto para los técnicos de sonido que en ocasiones no consiguieron modular correctamente la intensidad de las asfixiantes distorsiones de la banda escocesa.

Como consecuencia, más de un espectador terminó por poner sus tímpanos a salvo de los estragos de las penetrantes y altas frecuencias.

Y de los oscuros universos de Mogwai a la mañana más clara de The Lumineers. La banda de Colorado arrancó con sus mejores temas como "Ho Hey" que hicieron mover el esqueleto de todos los asistentes al ritmo de su folk rock más particular.

La escena nacional chilena brilló con la actuación de Matanza (Dj Set), una experiencia para ojos, oídos y espíritu en uno de los escenario más íntimos y salvajes del festival.

Un molesto viento y un cielo amenazador fueron los protagonistas de las primeras horas de la jornada en la que muchos cambiaron flotadores y trajes de baño por jerséis y caras de frío.

Los más de 10.000 espectadores tuvieron que hacer frente al viento racheado que durante toda la jornada enmarañó hasta el más atrevido peinado y llenó de polvo las cervezas de los más despistados.

Sólo unos cuantos osados se atrevieron a darse un chapuzón durante las primeras horas de la jornada aprovechando los únicos rayos de sol de toda la tarde.

Entre las primeras bandas que saltaron al escenario estaban los seis noruegos de la banda KAKKMADDAFAKKA que transportaron a los espectadores hasta un edén festivalero con sus temas coloristas.

"Your girl", una de las odas a la juventud de este grupo nórdico nada frío, hizo brincar del césped al moderno público del Espacio Broadway en un ambiente de fiesta total.

La pareja de coristas 'enterteiments' que acompañaba a la formación fueron los encargados de comandar un apoteosis lúdico que contagió a todos los espectadores y a todos los miembros de la banda, quienes, a modo de despedida, salieron del escenario bailando la conga con "Simple the best", himno de Tina Turner.

En la otra punta del recinto Broadway, con cuatro escenarios de diversa escala, actuaba casi a la misma hora Real Estate, el quinteto de New Jersey que practica un pop pulcro y exento de exhibicionismo.

La actuación de Tame Impala puso el punto y final a la jornada acústica del festival para dar paso a la noche electrónica, siempre más descarada, marcada por el espectáculo de 2many Djs, el dúo belga detrás de Soulwax, y el dúo sueco Icona Pop encargados de liderar la fiesta con su grito de guerra "I don't care, I love it".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha