eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Taschen descubre el mundo íntimo e inigualable de Johannes Vermeer

- PUBLICIDAD -
Taschen descubre el mundo íntimo e inigualable de Johannes Vermeer

Taschen descubre el mundo íntimo e inigualable de Johannes Vermeer

Dotado de un virtuosismo y una inteligencia pictórica excepcionales, el mundo de Vermeer está formado por mujeres sencillas, escenas cotidianas y domésticas que se descubren en todo su detalle en la gran obra que la editorial Taschen dedica al maestro holandés.

Escribir una carta, tocar un instrumento, cocinar, son acciones de intimidad y armonía que forman parte del repertorio evocador del máximo representante de la escuela holandesa del siglo XVII.

Johannes Vermeer (1632-1675) destacó por su extraordinaria calidad, pintó pocos cuadros y repitió los modelos a lo largo de su vida con pequeñas variaciones, disponiendo las figuras en reducidos espacios y repartiendo la luz por todo el lienzo.

Todo ello está contenido en esta obra definitiva y de gran formato que recoge el catálogo completo de la pintura del maestro con imágenes de sus obras y detalles de las mismas, y que además incluye tres desplegables.

Muchos de estos detalles revelan al lector la habilidad excepcional del artista no solo para plasmar los usos y costumbres de la Edad de Oro holandesa, sino también para sintetizar toda una historia en un solo gesto, una expresión o una mirada efímeros.

El director de esta edición ha sido Karl Schütz, historiador de arte y de arqueología, y conservador y posteriormente director de la Kunsthistorisches Museum de Viena.

Experto en pintura flamenca, pintura alemana del siglo decimosexto temprano, retrato cortesano e historia de la colección Gemäldegalerie, Schütz presenta en este libro un estudio pormenorizado de cada una de las obras del maestro, fruto de años de investigación.

Con una vida provinciana, Vermeer apenas era conocido más allá de Delft, su ciudad natal, y su reducido círculo de mecenas. Al morir, su nombre quedó en el olvido, excepto para algunos coleccionistas y marchantes de arte.

Fuera de Holanda, sus obras incluso se atribuyeron erróneamente a otros artistas. Hasta que, a mediados del siglo XIX, Vermeer llamó la atención del mundo del arte internacional que, viendo con buenos ojos su precisión narrativa, la meticulosidad de los detalles de textura y los planos de luz majestuosos, descubrió a un genio y nunca volvió a mirar atrás.

Desde hace varios años, la obra de Vermeer ha cobrado constante actualidad, lo que se ha traducido en récords de visitantes en los museos de todo el mundo donde se exhiben sus obras, especialmente en el Museo Mauritshuis, en La Haya, lugar de peregrinación de miles de personas para contemplar la "Joven de la perla", también conocida como la Mona Lisa holandesa.

En este libro, la editorial Taschen ha vuelto a fotografiar con tecnología punta 18 de las 35 pinturas del maestro, para lograr unas reproducciones lo más fieles posible al original. Para ello se ha contado con la colaboración de algunas de las colecciones más importantes de museos de todo el mundo.

Entre ellas se encuentran el Metropolitan Museum y la Frick Collection de Nueva York; la National Gallery of Art de Washington; la Real Pinacoteca Mauritshuis de La Haya; la National Gallery de Irlanda, en Dublín; el Museo Städel de Fráncfort del Meno; la Pinacoteca de Berlín; la Pinacoteca de Maestros Antiguos de Dresde, y el Museo Herzog Anton Ulrich de Brunswick.

El delicado proceso conlleva sacar la pintura del marco, siempre ante la presencia de un equipo de comisarios, fotógrafos, conservadores y guardias de seguridad para que la obra esté custodiada en todo momento y desde todos los frentes.

Es entonces cuando los fotógrafos aplican técnicas complejas, como la polarización cruzada para evitar reflejos indeseados del craquelado (grietas superficiales que aparecen en las pinturas antiguas) y poder así captar la obra en todo su esplendor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha