eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La Tate Britain presenta a los cuatro finalistas de los premios Turner

Como viene siendo habitual, hay uno que llama poderosamente la atención

- PUBLICIDAD -
La obra de la escultora londinense Anthea Hamilton lo han eclipsado todo este año en los premios Turner

La obra de la escultora londinense Anthea Hamilton lo han eclipsado todo este año en los premios Turner EFE

La Tate Britain de Londres presentó la exposición con  los cuatro artistas nominados al premio Turner, uno de los premios más importantes de artes visuales en el mundo y el más prestigioso del arte contemporáneo en el Reino Unido. La muestra se prolongará hasta el 2 de enero.

La comisaria de la exposición, Laura Smith, ha asegurado a los medios que los trabajos de Michael Dean, Anthea Hamilton, Helen Marten y Josephine Pryde destacan por tener "una calidad excelente" y por estar "social, política y culturalmente comprometidos". Con esta exposición, explicaba Smith, "queremos promover el diálogo y que la gente simplemente hable y se interese por el arte contemporáneo".

Alex Farquharson, director de la Tate Britain, ha añadido que el premio "ha demostrado ser un vehículo efectivo para incrementar el interés sobre el arte en la actualidad". Ninguno de los dos ha mencionado lo que los brittons llamarían "el elefante en la habitación", una puerta enmarcada por un enorme trasero que sin duda está cumpliendo sus expectativas: que todo el mundo hable sobre arte. O, al menos, sobre pasar por el arco de un culo de tres metros constituye tal cosa, y por qué.

"El Turner no es un premio sobre el que solo opinan los expertos, queremos conocer la opinión y la visión del mundo, y, por ello, animamos al público a compartir fotos y vídeos y a debatir sobre las obras a través de las redes sociales", sentenció el director. Sus plegarias han sido rápidamente atendidas, cuando la foto del arco de nalgas ha atravesado la Red como un reguero de pólvora.

La Tate Britain acoge la obra "vibrante" de los cuatro nominados al Turner

La Tate Britain acoge la obra "vibrante" de los cuatro nominados al Turner EFE

Cortejando la polémica desde 1984

Desde sus comienzos, en 1984, el Turner siempre ha atraído la polémica, desde el famoso tiburón tigre en formol de Damien Hirst ( The Physical Impossibility of Death in the Mind of Someone Living, 1992) y su familia de vacas cortados al bies ( Mother and Child Divided, 1995) a las lindezas que dijo Tracy Emin borracha en Channel 4 sobre el vídeo de Gillian Wearing ( 60 minutes of Silence, 1996). 

Los artistas son volátiles, y nos gusta que sea así porque le dan color a un mundo que, pese a las apariencias, se parece poderosamente al de las finanzas. En los últimos años, sin embargo, ha sido la propia institución la que ha jugado a provocar la perplejidad de los británicos y sus vecinos continentales seleccionando obras que despiertan reacciones intensas.

Están las pinturas la que hizo Chris Ofili con mondonga de elefante, y una cama de la propia Tracy Emin ( My bed, 1999) donde se podían apreciar restos del día como paños menores manchados de sangre, botellas, condones usados y otras secreciones cotidianas de la artista. La peli porno de Fiona Banner ( Arsewoman in Wonderland, 2002) llegó a ser condenada por el mismísimo royal Prince Charles.

La Tate Britain acoge la obra "vibrante" de los cuatro nominados al Turner

El tren de Helen Marten, finalista del Turner EFE

La estrella imposible del premio

Este año, las nalgas de la escultora londinense Anthea Hamilton lo han eclipsado todo. Titulada Project for a Dood (After Gaetano Pesce), la inquietante obra es parte de un conjunto de objetos llamado Lichen!Libido! (London!) Chastity!, que incluye la escultura, la performance y el vídeo. Gaetano Pesce, por si se están preguntando, es un arquitecto y diseñador italiano cuya obra más notable es el "Edificio orgánico" en de Osaka, en Japón.

Compiten por el premio otros dos escultores y una fotógrafo. El delicado Michael Dean presenta Sic Glyphs, un conjunto de trabajos a través de los cuales trata de dar forma física al lenguaje, donde destaca una escultura formada por 20.436 libras en monedas de peniques. Helen Marten presenta Eucalyptus y Lunar Nibs, unas creaciones "resbaladizas y elusivas", según los organizadores, que ejecuta a partir de objetos como la piel de pescados o bastoncillos de algodón.

Josephine Pryde, en realidad a medio camino entre fotografía y la escultura, ha puesto una trama de instantáneas con un modelo en miniatura de tren eléctrico. De momento, nadie está hablando de estos trabajos. Se espera que, atraídos por el magnetismo natural de las nalgas de Hamilton, el resto de concursantes tenga su momento de gloria, aunque surja por compensación.

Dos meses para elegir al ganador

Fundado en 1984, este premio que recibió el nombre del pintor inglés J.M.W. Turner (1775-1851), se concede a un artista de menos de 50 años por una obra o conjunto de obras realizadas en los doce meses precedentes al pasado abril y reparte un total de 40.000 libras (unos 45.952 euros), 25.000 (28.710) para el galardonado y 5.000 (5.742) para cada uno de los otros tres finalistas.

El ganador, elegido por un jurado presidido por Alex Farquharson, será anunciado el próximo 5 de diciembre en una ceremonia que será televisada por la cadena BBC

.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha