eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Toussaint dio un concierto inolvidable aunque no hubiera sido el último

- PUBLICIDAD -
Fallece el músico estadounidense Allen Toussaint tras actuar anoche en Madrid

Fallece el músico estadounidense Allen Toussaint tras actuar anoche en Madrid

El concierto que ofreció Allen Toussaint anoche en Madrid fue un derroche de carisma y "rhythm & blues" con el que este músico de músicos, más compositor que intérprete, dejó la sensación en el público de haber asistido a algo grande, aunque nadie pudiera imaginar que sería su última actuación.

Durante una hora y media, bis incluido a petición de un Teatro Lara repleto y puesto en pie, el de Nueva Orleans repasó grandes éxitos como "Working in a coal mine", "Get out my life woman", "Saint James infirmary" o "With you in mind".

Muchos de sus temas se hicieron populares gracias a otros intérpretes de la talla de The Rolling Stones, Paul McCartney y The Who, y no es raro que anoche no se quisieran perder el concierto en el Lara músicos como Andrés Calamaro, Alejo Estivel o el cantante de Revolver, Carlos Goñi.

Vestido con un llamativo traje de lentejuelas, sandalias negras y calcetines blancos, un relajado y afable Toussaint, que horas más tarde fallecería de un infarto, dirigía con su piano a otros tres músicos de calidad: un bajo, un guitarra y un batería con los que recreó con maestría la atmósfera y el ritmo de Nueva Orleans.

Y eso que, según aseguró con una amable sonrisa, Madrid, ciudad en la que actuaba por primera vez a sus 77 años, le había parecido un lugar fantástico, una "ciudad del amor", en la que había podido ver a una pareja besándose con pasión en plena calle, y con misterios, como el del fantasma del Teatro Lara, que le había relatado una "bella mujer".

Cuando terminó el concierto, y antes de entonar su última canción, "Brickyard Blues", Toussaint bajó del escenario para saludar, charlar y dejarse fotografiar por el público de las primeras filas.

Después de un concierto brillante y con esta actitud humilde y generosa que muchas veces sólo se permiten los verdaderamente grandes, Toussaint se despidió de un público variopinto y entregado que salió al calor de la noche de noviembre con una sonrisa y la sensación de haber escuchado a una leyenda musical.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha