eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

C. Valenciana recordará a las víctimas de la Guerra Civil el día en que murió Miguel Hernández

- PUBLICIDAD -

El día en que murió el poeta Miguel Hernández, un 28 de marzo de hace 75 años, ha sido escogido por la Generalitat Valenciana para recordar cada año a las víctimas de la Guerra Civil y del régimen franquista.

Con motivo del aniversario de la muerte del poeta de Orihuela, el president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha visitado hoy algunos de los lugares que marcaron su vida y ha explicado que Miguel Hernández es un "símbolo de la lucha contra la desigualdad, de la tolerancia, la paz y de los valores cívicos más vigentes que nunca".

Para oficializar esta conmemoración, el Consell impulsa el proyecto de la Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia (ahora en fase parlamentaria en Les Corts Valencianes), donde se establece que cada 28 de marzo sea el día de homenaje a las víctimas de la Guerra Civil y del régimen posterior.

Puig ha querido celebrar la efeméride hernandiana con una completa agenda en torno a la vida del poeta, que ha comenzado en Orihuela para entregar al Ayuntamiento las llaves de la casa natal en la calle San Juan del barrio de San Isidro, que llevaba siete años cerrada, para impulsar su puesta en valor.

Para Puig, el desuso de la casa natal es un "episodio lamentable" que explica por los problemas burocráticos.

A continuación, se ha dirigido a Alicante, en cuyo reformatorio de adultos murió Miguel Hernández tal día como hoy a las 5.30 horas en 1942, para depositar una corona de laurel en la tumba, acompañado de varios conselleres y de los alcaldes alicantino, Gabriel Echávarri, y oriolano, Emilio Bascuñana.

En el camposanto, primero visitó el antiguo nicho que albergó los restos mortales hasta 1984, el número 1.009, y posteriormente la actual tumba de Miguel Hernández, donde se escucharon los versos del "Viento del pueblo" (1937).

"Miguel Hernández merece todo el reconocimiento y más difusión porque es el símbolo de unos valores que hoy son absolutamente presentes y que queremos implementar en la acción de gobierno", ha enfatizado.

Puig también ha asistido a la clausura de un acto sobre el "injusto" juicio que llevó al poeta a su encarcelamiento y posterior muerte por enfermedad, que se ha desarrollado en la Universidad de Alicante con el título "El proceso judicial a Miguel Hernández: la memoria delante de la Justicia".

Allí, ha señalado que "todo lo que se haga por Miguel Hernández es poco", ya que se trata de "un poeta universal que en poco tiempo hizo tanta poesía e influyó tanto".

Para Puig, durante el proceso penal al poeta se produjeron "una serie de fatalidades e insuficiencias jurídicas" que, incluso 75 años después y en plena democracia, no se han sabido superar plenamente.

De esta forma, se ha referido a la fallida pretensión de la familia del poeta de que un tribunal invalidara la condena, que fue primero a muerte y después fue conmutada a 20 años, por el simple delito de "tener unas ideas y defenderlas".

A este respecto, la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha recordado que tanto el Tribunal Supremo como el Constitucional rechazaron este deseo de la nieta con el argumento de que en el preámbulo de la Ley de la Memoria Histórica, de 2007, establecía que ese tipo de sentencias carecían de vigencia.

De esta manera, la Justicia no entró "en el fondo" de la cuestión, porque el poeta, como otros muchos otros, fue víctima de "un verdadero quebranto de cualquier derecho fundamental, empezando por la dignidad, la libertad y la seguridad, ya que no tuvo ni derecho de defensa".

Pese a que "no caben más alternativas" para anular la sentencia condenatoria desde el ámbito judicial, el Gobierno valenciano sí quiere promover el reconocimiento de Miguel Hernández como víctima de "una grave injusticia" y como "parte de lo mejor del pueblo valenciano".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha