eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Vicent cierra su friso sobre la España contemporánea con "Desfile de ciervos"

- PUBLICIDAD -
Vicent cierra su friso sobre la España contemporánea con "Desfile de ciervos"

Vicent cierra su friso sobre la España contemporánea con "Desfile de ciervos"

Manuel Vicent cierra la trilogía sobre el friso ibérico que comenzó con la biografía de Jesús Aguirre, duque de Alba, siguió con la Transición, Adolfo Suárez y Carmen Díez de Rivera y que ahora pone fin con "Desfile de ciervos", los últimos 20 de una España que se ve a través del retrato a los Reyes de Antonio López.

Una metáfora y el material y sustrato de lo que sucede fuera del famoso cuadro, en una España machacada por la corrupción, mientras que las figuras reales permanecen intactas, sin envejecer dentro del lienzo, un cuadro simbólico del que nunca se dice que pertenezca a Antonio López.

"He usado como eje el retrato para escribir una historia como el mito de Dorian Gray (la obra de Oscar Wilde) solo que al revés. En el mito, el retrato va asumiendo todo lo que le pasa al protagonista, mientras que aquí, las personas reales, los reyes han permanecido jóvenes mientras que todo lo que está afuera se ha ido corrompiendo", explica a Efe Manuel Vicent.

En "Desfile de ciervos" (Alfaguara), el lector, el visitante del cuadro que ha permanecido durante veinte años bajo una sábana, verá todo lo que esa tela escondía como metáfora de la España de la corrupción.

"Primero hice un personaje de ficción del Duque de Alba; después traté el melodrama de la rubia Carmen Díaz de Rivera y lo más literario que hice fue la desmemoria de Suárez, un aventurero que llevo a cabo una empresa que no sabía cómo iba a salir y que al final entra en un bosque de desmemoria; y al final el Rey, en una ficción, como cerrando el paisaje de la Transición", explica el autor.

En "Desfile de ciervos" los personajes del cuadro salen del mismo y pasean por el Palacio, y es el Rey quien en uno de estos paseos nocturnos se encuentra con los ciervos con los que habla de la transformación de España.

Y es que los personajes de este cuadro pueden ver que durante esos veinte años lo que ha transcurrido fuera del cuadro, el tiempo ha devastado las figuras reales y ha incorporado al fondo del paisaje culpas y renuncias, fracasos y errores, corrupción y crímenes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha