eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Vicent Lindon, lo mejor de la denuncia social de "La loi du marché" en Cannes

- PUBLICIDAD -
Vicent Lindon, lo mejor de la denuncia social de "La loi du marché" en Cannes

Vicent Lindon, lo mejor de la denuncia social de "La loi du marché" en Cannes

El actor Vicent Lindon es lo más destacado de "La loi du marché", un filme social del francés Stéphane Brizé presentado hoy en la competición oficial de Cannes y que denuncia el drama humano causado por la crisis económica y el desempleo.

Una historia dura e interesante, pero que se pierde en la lentitud de la narración de Brizé, quien se detiene con un exceso de calma en muchas de las escenas del filme, y en la falta de novedad en el enfoque de un problema tratado en numerosas ocasiones en el cine.

"Este es un año en Cannes en el que hay muchas películas con temática social, lo que es bueno porque mi idea personal sobre el cine es que los filmes que pasan a la historia del cine, en su mayoría, son películas que cuando son rodadas hablan de su momento", afirmó Lindon en rueda de prensa.

En su opinión, el cine es "un medio extremadamente fuerte" que puede servir quizás no para cambiar la opinión de los espectadores, pero sí al menos para "mostrarles cosas y forzarles a interrogarse y hacerse preguntas".

Las películas de cineastas como Chaplin, los hermanos Dardenne o Ken Loacu pueden llevar a una politización del espectador, a hacerle desarrollar una opinión. "Y cuando un ser humano tiene una opinión, es peligroso, poderoso y activo", agregó el actor.

Una forma de hacer política necesaria en la actualidad en la que "pasan demasiadas cosas en el mundo para que el cine también, aunque sea de vez en cuando, no se sumerja en lo que pasa".

Películas como "La loi du marché" sirven para mostrar una realidad que a veces no se quiere mirar en los medios de comunicación, agregó Lindon.

La película cuenta la historia de Thierry (Lindon), un hombre que ha perdido su trabajo en una fábrica y apenas puede mantener a su mujer e hijo discapacitado con su nuevo puesto de vigilante en un supermercado.

Un supermercado que es el escenario perfecto para Brizé para mostrar las humillaciones laborales y humanas a las que son sometidos los trabajadores por parte de las grandes empresas.

Thierry vive situaciones tremendas, como cuando descubren a un anciano robando un trozo de carne.

"Cuando un hombre que ha tenido seguramente una vida honesta se ve obligado a robar un trozo de carne, entras en la tragedia y la miseria", afirmó Lindon.

Se trata de una película realista con cierto aire documental, algo habitual en los trabajos de Brizé.

"Intento filmar la mayor realidad posible", explicó el realizador, que utilizó en su mayor parte actores no profesionales para que acompañaran a Lindon en la cinta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha