eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Yolanda Ramos es "La cavernícola", la verdad e ironía de "las recolectoras"

- PUBLICIDAD -
Yolanda Ramos es "La cavernícola", la verdad e ironía de "las recolectoras"

Yolanda Ramos es "La cavernícola", la verdad e ironía de "las recolectoras"

Los hombres son cazadores y las mujeres recolectoras, y desde esa premisa Nancho Novo lleva abarrotando "El cavernícola" más de cinco años. Desde mañana, Yolanda Ramos le dará la réplica desde otro teatro con "La cavernícola", un texto británico adaptado a España y cargado de "verdad e ironía".

Ramos (Barcelona, 1968) es una de las actrices cómicas más codiciadas en la actualidad, tanto que los productores de "La cavernícola" prefirieron esperar varios meses a que terminara su compromiso con "Confesiones de mujeres de 30", que llevaba haciendo dos años, para estrenarla.

"Me llamaron en septiembre del año pasado y les dije que no porque estaba muy a gusto haciendo esa función pero ellos me dijeron que me esperarían", relata a Efe la actriz, que empezó en el cabaré de "El Molino" y se hizo popular por su participación en el programa de televisión "Homo zapping".

Asegura que "La cavernícola", que se estrena en el Pequeño Teatro Gran Vía, es "un proyecto como otro cualquiera, con la peculiaridad de que su homólogo lleva 5 años en cartera, es decir, es una marca hecha".

"La cavernícola" es un monólogo escrito por la actriz y autora Emma Peirson que ahonda en la psicología femenina y en el que se da "un repaso" a lo bueno y a lo malo de las mujeres, y que "se mete" con los hombres de la misma manera que lo hace con ellas Novo en "El cavernícola".

A Ramos, que acaba de obtener la Biznaga de Plata en el Festival de Málaga por "Carmen", le da "un poco lo mismo" que comparen su obra con la de Novo: "yo lo que quiero es que guste".

"En este caso hay un leitmotiv que es que una mujer de una edad ya mayorcita que se va a casar después de vivir con un tío un tiempo y se plantea con un poco de 'cague' las cosas que pueden suceder. Es decir, las mismas cosas que más de una vez todo el mundo habrá pensado alguna vez", sintetiza.

Cree que "de lo que hay" a lo que habrá sobre el escenario, acabará habiendo "una diferencia abismal" porque las cosas que funcionan se potenciarán y otras, vinculadas con la actualidad o/y el humor británico, desaparecerán "por pura lógica".

"Este es un tipo de función que está viva siempre. Me gusta que los espectáculos que hago vayan creciendo. Yo improviso mucho y hay momentos en los que cuadra que así sea, siempre sin volverme loca, claro", se ríe.

Le gustaría que su público fuera el mismo que asiste a las funciones de "El cavernícola", es decir, parejas que "entienden bromas, que tienen sentido del humor y capacidad de reírse de ellos mismos".

"Ahora en 'La cavernícola' se habla más del hombre que de la mujer, pero con el tiempo me gustaría que quedara más equilibrado y creo que lo vamos a conseguir. Se trata de ofrecer historias que sean de verdad. Somos cavernícolas, los unos cazadores y las otras recolectoras y ahí nos fastidiaron pero bien", bromea de nuevo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha