eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La admiración de Dalí por Velázquez, reunida en Figueres

- PUBLICIDAD -
La admiración de Dalí por Velázquez, reunida en Figueres

La admiración de Dalí por Velázquez, reunida en Figueres

La admiración de Salvador Dalí por Diego Velázquez se concentra a partir de ahora en una sala del Museo Dalí de Figueres que reúne las principales obras que el genio ampurdanés dedicó al pintor sevillano.

El director del Museo Dalí, Antoni Pitxot, y la directora del Centro de Estudios Dalinianos, Montse Aguer, han presentado hoy este espacio, que se suma a una remodelación del área denominada Torre Galatea.

La Sala de las Logias acoge desde hoy este homenaje a Velázquez en un recorrido de la obra tardía de Salvador Dalí que arranca en un espacio dedicado a las ilusiones ópticas y los aparatos estereoscópicos y pasa por otro donde se expone el diorama "Babaouo" antes de llegar al que se centra en el autor de "Las meninas".

Ese cuadro es el eje sobre el que giran las once obras que allí se encuentran, creadas entre 1960 y 1982, en las que se interpretan piezas del pintor sevillano que pertenecen en su mayoría al fondo del Museo del Prado.

La exposición lleva el título "¿Qué hay de nuevo? Velázquez" en recuerdo, según ha explicado Antoni Pitxot, de la frase que Salvador Dalí pronunciaba siempre tras una visita a Madrid con parada habitualmente en El Prado.

"La infanta Margarita de Austria", "El bufón Calabacillas", "El bufón Don Sebastián de Morra", "Las meninas o la familia de Felipe IV", son algunos de los cuadros que interpreta Dalí, junto a otros como "Cristo y el alma cristina" de la colección de la Galería Nacional de Londres.

Un busto de Diego Velázquez, en el que "Las meninas" aparece dibujado en su frente, es también una de las piezas que forman parte la exposición.

La admiración de Salvador Dalí por Velázquez está documentada desde 1919 cuando el pintor catalán le dedica un artículo en la revista escolar Studium de Figueres.

En la casa de Port Lligat, hoy integrada en el triángulo de espacios museísticos de Dalí, éste tenía un retrato del genio andaluz que formaba parte de una galería de personajes con bigote.

Montse Aguer ha calificado a Diego Velázquez de "gran referente" para el pintor catalán junto al holandés Jan Vermeer, aunque el primero es el que, según la directora del Centro de Estudios Dalinianos, le sirve para mostrar "la realidad, la realidad virtual, la fotográfica, la plasmación y concepto de espacio, los juegos de luz y materia en la pintura e, incluso, su surrealismo",

Los cuadros que forman parte de este homenaje a Velázquez nunca habían salido de Figueres y muchas veces habían permanecido en el almacén del Museo Dalí, pero se ha decidido ahora darle visibilidad a esta obra tardía que, según Pitxot, "al verla junta se aprecia la potencia que tiene".

El director del Museo Dalí ha elogiado el trazo de Diego Velázquez, "que no trataba de imitar el objeto, sino que era pura plasticidad y visión óptica lo que trasladaba a su pintura", y ha explicado que Dalí quiso evocar "la manera de explicarse" del sevillano.

Pitxot ha explicado que, en su admiración por "Las meninas", Salvador Dalí, conocedor de la explicación de este cuadro como una representación de la constelación Corona Borealis, cuya estrella principal es Margarita Coronae -perla de la corona-, creó una pintura, ahora expuesta en esta exposición, en la que la infanta Margarita, personaje principal en la composición de Velázquez, aparece con una perla como cabeza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha