eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El cineasta liver Laxe presenta en el Festival de Sevilla un "western sufí"

- PUBLICIDAD -
El cineasta liver Laxe presenta en el Festival de Sevilla un "western sufí"

El cineasta liver Laxe presenta en el Festival de Sevilla un "western sufí"

El director español Oliver Laxe vivió varios años en Tánger y después cuatro años más en un palmeral, más allá del Atlas, en busca del misterio sin el que no concibe el cine e impregnándose de cierta espiritualidad que ha llevado a rodar su "western sufí" con el que concursa en el Festival de Cine Europeo.

La denominación de "western sufí" con respecto a "Mimosas", la película con la que Laxe concursa en la sección oficial en Sevilla, fue acuñada por la crítica, pero aceptada por el equipo de rodaje hasta el punto de incluirla en la sinopsis del programa del festival.

"Hay un equilibrio entre exoterismo y esoterismo; al cine sin misterio le falta algo, la estupefacción, la manera de romper la razón es lo que me interesa", ha dicho el director sobre su película, que ha calificado de "religiosa en el sentido de 'religar', de ir a la esencia de la tradición".

"Mimosas" iba a ser el título de otro filme que Laxe tenía previsto rodar en un café de Tánger, pero que no se hizo por lo que el título, que tanto le gustó, se lo puso a esta otra película, de modo que el equipo de rodaje hace ahora apuestas sobre el número de veces que les van a preguntar por qué la película se titula así.

Al director le agrada particularmente un título "sin aparente sentido" porque, ha lamentado: "¡Somos tan cartesianos! Intentamos entender todo, traducir todo, y hay que dejarse llevar..."

Laxe, que ha mencionado a John Ford, ha asegurado estar "bastante influenciado" por el western, género que a su vez ha conectado "con la busca del Grial y con los códigos de honor de las historias de caballeros, que también existen en el islám".

El director ha añadido que aunque "en su origen la épica está ligada a lo iniciático, pero el mundo espiritual no es narrativo, por lo que ligar el relato con el misterio era el reto de esta película" que cuenta, con aire de historia de aventuras, en el Marruecos actual, cómo una caravana atraviesa el Atlas para llevar a un jeque moribundo a su pueblo natal.

Santiago Fillol, guionista del filme, escrito también por Laxe, ha explicado que a algunos puntos del rodaje se llegaba después de cuatro horas a lomos de mula, por tratarse de lugares tan recónditos a los que no alcanzaban ni los todoterrenos.

"Esa caravana era real, una experiencia excesiva, que provocaba cansancio y que terminaba proporcionándonos algo", parte de esa espiritualidad de la que han querido impregnar el filme, en el que el único papel femenino está interpretado por una niña sordomuda, en la que el hecho de que no hable "la dota de mayor fuerza y presencia", según el director.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha