eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

"Cuando empezamos no creíamos tanto en el proyecto", dice Carlos Marín, de Il Divo

- PUBLICIDAD -
"Cuando empezamos no creíamos tanto en el proyecto", dice Carlos Marín, de Il Divo

"Cuando empezamos no creíamos tanto en el proyecto", dice Carlos Marín, de Il Divo

Cuando Il Divo inició su andadura musical hace 10 años, ni siquiera los cuatro miembros de este grupo de ópera-pop esperaban el enorme tirón internacional que alcanzarían, aún hoy, día en el que aterrizan en Madrid para ofrecer un único concierto en España en loor de multitudes, sobre todo femeninas.

¿Qué hace de ellos una banda de éxito sin sonar siquiera en la radiofórmula? "A todo el mundo sorprendió lo de cuatro señores vestidos con un traje de Armani y con este tipo de música. Ni siquiera nosotros creíamos tanto en el proyecto cuando empezamos hace 10 años", responde Carlos Marín, la única voz española de este proyecto internacional.

Reconoce que, en sus mejores pronósticos, pensaba que venderían "un par de discos" y que pronto volvería a hacer ópera y musicales (Marín inició su trayectoria en este género en 1993 como Marius en "Los miserables" y, más tarde, en "La Bella y La Bestia").

Nada más lejos de la realidad, porque Urs Bühler, Sébastien Izambard, David Miller y el propio Marín llevan 28 millones de copias vendidas de sus siete discos, desde el homónimo "Il Divo" (2004) hasta el recopilatorio de grandes éxitos publicado en 2012.

"Con la combinación de voces líricas y música pop, abrimos la veda de muchos otros grupos para hacer lo mismo, a los cuales deseo lo mismo, que vendan 28 millones de discos. Aunque suene prepotente, tenemos el orgullo de haber empezado con esto", afirma.

Su último proyecto, que se materializará próximamente en un álbum producido por el también español Alberto Quintero, es esta gira en la que revisitan temas de los musicales más emblemáticos de Broadway, idea que tenían ganas de poner en práctica desde hace tiempo, pero a la que era reacio el "factótum" del grupo, el afamado productor y descubridor de talentos Simon Cowell.

"Cada vez tenemos menos relación. Ahora él ya sabe que podemos andar solos y que sabemos lo que hacemos. En este disco no ha estado involucrado y hemos sido nosotros los que hemos decidido las canciones y los arreglos. No ha habido enfados, es que él tiene mucho trabajo", aclara el cantante.

De una selección previa de cien canciones, redujeron la lista combinando piezas antiguas, de obras como "Camelot", con otros de musicales más modernos, como "El fantasma de la ópera" o "Los miserables", que han adaptado para incorporar los juegos armónicos que son seña de la casa.

"Se nos ha puesto la etiqueta de cantantes de versiones, pero es muy difícil coger la canción de otro artista, hacerla tuya y convertirla en un éxito nuevamente. No nos hemos puesto ese sello nosotros. Siempre nos piden cantar las conocidas", afirma.

Cada vez tienen más compromisos y trabajo, por ejemplo en Japón, donde han estado un mes de gira, así que no se les pasa por la cabeza ponerle el punto y final al grupo.

"Lo de cortar con Il Divo no se nos pasa por la cabeza en este momento. Estamos muy involucrados y mientras el público esté con nosotros aplaudiendo, estaremos al 150 por ciento", asegura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha