eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Una exposición recupera en San Sebastián la faceta pictórica de Caro Baroja

- PUBLICIDAD -
Una exposición recupera en San Sebastián la faceta pictórica de Caro Baroja

Una exposición recupera en San Sebastián la faceta pictórica de Caro Baroja

Una exposición, que se celebra desde hoy hasta el próximo 6 de enero en Sebastián, recupera a través de una treintena de óleos y dibujos la faceta menos conocida de Julio Caro Baroja, con motivo de la conmemoración del centenario del nacimiento de este brillante antropólogo de fama internacional.

Las Salas Kutxa Boulevard se suman así a la celebración de la efeméride con esta muestra, titulada "Julio Caro Baroja. Centenario (1914-2014)", presentada hoy en una rueda de prensa por su comisaria, Carmen Caro, sobrina de Julio Caro Baroja; y por el director de la Obra Social y la responsable de Patrimonio Artístico de la entidad guipuzcoana, Carlos Ruiz y Cristina Beloqui, respectivamente.

La exposición supone una mirada a la faceta menos conocida de Julio Caro Baroja, antropólogo, historiador, lingüista, folclorista y ensayista, nacido en Madrid en 1914 y fallecido en Bera de Bidasoa (Navarra) en 1995, que utilizó el dibujo como una herramienta para sus estudios de etnografía, pero que pintaba óleos como una forma de evasión, un divertimento que siempre consideró menor.

Sin embargo, Cristina Beloki ha destacado la "gran calidad" de la obra pictórica de Julio Caro Baroja, cuyos óleos aúnan la "destreza" del dibujante excepcional con el "alma especial" que emanan los verdaderos artistas.

Sus óleos desmienten además el aspecto de "personaje serio" de este "gran sabio del siglo XX", que utiliza el pincel para hacer gala de un "sentido del humor y una ironía verdaderamente acusados" y de una "imaginación fuera de serie para inventar paisajes y situaciones totalmente realistas", ha añadido Beloki.

Carmen Caro, hija de Pío Caro Baroja, una de las máximas conocedoras de la obra de su tío, que cataloga desde hace varios años, ha asegurado que estos cuadros son una manifestación de la imaginación de su autor.

Un autor cuya obra bebe de distintas influencias, ya que está marcada por su profunda admiración por Jeroen van Aeken (el Bosco) y por las enseñanzas de su tío Ricardo Baroja, prestigioso grabador, en cuyo estudio solía pasar muchas horas y con quien asistía a innumerables exposiciones.

La comisaria ha indicado que esta muestra, que se enmarca dentro del programa de actividades organizadas por el Ateneo Guipuzcoano para conmemorar el centenario del nacimiento del que fuera su presidente, supone una oportunidad para conocer unos cuadros que, en la mayoría de los casos, se exponen por primera vez.

Carmen Caro calcula que la producción pictórica de su tío, además de "miles de dibujos", incluye unos 200 óleos, de los cuales le faltan por catalogar unos 20.

Por este motivo, ha hecho un llamamiento a todas las personas o entidades que puedan tener algún óleo de Julio Caro Baroja a que se pongan en contacto con ella misma o con los promotores de la exposición para facilitar una fotografía de la obra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha