eldiario.es

Una exposición compila los 50 años de vicisitudes de "Cinco horas con Mario"

- PUBLICIDAD -
Una exposición compila los 50 años de vicisitudes de "Cinco horas con Mario"

Una exposición compila los 50 años de vicisitudes de "Cinco horas con Mario"

Cartas manuscritas, artículos, fotos, críticas o el original de "Cinco horas con Mario" compilan desde hoy en Valladolid los cincuenta años de vicisitudes por los que ha pasado esta novela, traducida a 17 idiomas y de la que se han vendido millón y medio de ejemplares desde que la escribió Miguel Delibes en 1966.

Es una de esas obras que el propio Delibes reconocía que cayó en gracia nada más nacer, con un título que le "salió muy bien" y que sigue dando mucho juego cuando hay un Mario en el horizonte, aunque la gente ni se haya leído el libro ni conozca casi al autor, ha reconocido hoy en la presentación de la exposición Elisa Delibes, hija del novelista vallisoletano y presidenta de la fundación que lleva su nombre.

La novela ha generado más de doscientos estudios diferentes; una exitosa y longeva obra de teatro con el rostro de Lola Herrera y Natalia Millán, cuyo libreto se puede ver en la exposición con las correcciones manuscritas del propio Delibes, y también propició la película "Función de noche".

Y eso que la obra arranca con una esquela, la que anuncia la muerte de Mario Díez y que propicia el monólogo o diálogo sin respuesta que durante cinco horas le dedica su mujer, Menchu, en "un comienzo insólito" para una novela, ha explicado la comisaria de la muestra y experta en esta novela, Amparo Medina-Bocos.

La hija del escritor, a quien "Cinco horas con Mario" le cogió en la adolescencia y que tardó en atreverse con la novela, ha evocado que su padre vivió el entusiasmo con el que se acogió su publicación, de la mano de Destino -donde ya lleva 107 ediciones- y el editor Josep Vergés.

Del éxito de la novela da cuenta que incluso fue texto de lectura obligatoria en COU, lo que hizo que Delibes se dirigiera a Vergés para sugerirle una edición anotada, que ayudara un poco, ya que era un texto difícil.

Y más aún si, como le tocó a uno de los nietos de Delibes la pregunta de la selectividad era sobre el valor lingüístico y gramatical de todos los "que" en "Cinco horas con Mario".

"Pero serán cabrones", ha recordado Elisa que dijo su padre cuando conoció la pregunta.

La novela se puede contar de muchas maneras, desde una perspectiva crítica a los muchos problemas de la España de los 60; como una colisión entre la mentalidad burguesa de Menchu y más liberal e inconformista del marido muerto, o como un largo monólogo de una viuda que "tiene la necesidad de hacerse perdonar", por una conducta que considera contraria a su moral por "un paseo con un amor de juventud y unos pocos besos", ha reflexionado Medina-Bocos.

La exposición podrá verse hasta el 22 de enero en Valladolid y el 7 de febrero se inaugurará en la Biblioteca Nacional de Madrid, ha explicado la presidenta de la Fundación.

Como curiosidad, el original de la obra que se expone en la muestra incorpora seis cuartillas, que han aparecido ahora en el archivo de la Fundación, con el hilo argumental de la novela, ya que Miguel Delibes quiso que tuviera un planteamiento, un nudo y un desenlace.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha