eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El guionista Sergio G. Sánchez se gradúa como director con "Marrowbone"

- PUBLICIDAD -
El guionista Sergio G. Sánchez se gradúa como director con "Marrowbone"

El guionista Sergio G. Sánchez se gradúa como director con "Marrowbone"

El guionista Sergio G. Sánchez, ganador del Goya por "El orfanato" (2007), ha presentado hoy en el Festival de San Sebastián, fuera de concurso, su ópera prima como director, "Marrowbone (El secreto de Marrowbone)", que produce J. A. Bayona, una "fábula" sobre el amor redentor de una familia.

"Todas mis historias tratan sobre volver a lugares que no existen; aquí está simbolizado en 'la fortaleza', un sitio seguro, un hogar dentro del hogar. 'Marrowbone' es una muñeca rusa que se va destapando hasta llegar al centro de la historia", ha señalado el director en una rueda de prensa, donde estuvo acompañado por todo su equipo.

Junto al director, su productor y amigo, J. A. Bayona, quien ha asegurado que G. Sánchez, que "ya no tenía que demostrar nada" como guionista, ha resultado "apabullante en la dirección".

"Una de las cosas que más valoro de la película es su sentido del cine. Su dominio de la puesta en escena, tanto de las más grandes como aquellas con pequeños elementos, y cómo utiliza la cámara de una manera muy sutil, muy fina", ha considerado.

Ambientada a principios del siglo pasado, muestra a cuatro hermanos ingleses que huyen a EEUU, donde intentan rehacer sus vidas. Allí se cambian el apellido por el de Marrowbone, el nombre de soltera de la madre, que al poco de llegar, fallece.

Los niños hacen entonces el juramento de mantenerse siempre unidos y no contar que la madre ha muerto hasta que el hermano mayor Jack (George MacKay) tenga 21 años y pueda hacerse legalmente cargo de ellos.

Ahí comienza una historia deliciosa en la que los niños rehacen sus vidas y conocen a una joven vecina; pero los temores que les han sacado de Inglaterra parecen haber viajado con ellos a la inmensa y luminosa casa de la infancia de su madre.

"Hay cosa muy inocente en la cinta, que es el amor redentor de Jack hacia sus hermanos", apunta G. Sánchez, que niega "giros ni coletillas ultraterroríficas" en la película.

"No es una película de terror, es un drama, una película de suspense en el que lo que más pesa es la emoción", en la línea de sus anteriores guiones, "El orfanato" o "Lo imposible", donde el poder de la familia es fundamental.

El director se ha referido al caso real ocurrido esta semana de unos pequeños que convivieron con los cadáveres de su madre y el novio de esta durante cinco días: "Siempre que escribes una historia, por disparatada que parezca, la realidad acaba superándolo".

Explica G. Sánchez que "necesitaba el género fantástico para poder contar esta fábula; es un modo de volar más alto, te deja tomar decisiones más atrevidas y te permite, además, jugar con la poética".

El objetivo era mostrar "por un lado, la búsqueda de un sitio seguro, y por otro, cómo la gente que te quiere acaba por configurar tu personalidad".

Los actores George McKay y Charlie Heaton, Billy (el hermano mediano), también presentes en la rueda de prensa, han comentado que todos, menos el pequeño, sabían cómo acababa la película, y que se sorprendieron al ver el montaje final, puesto que Sergio cambió el orden.

El director asturiano eligió un caserón del Valle de Arango en Pravia, que tiene una torre de vigilancia medieval, a la que, más que darle carácter de personaje, la ha convertido en "el tema central" de la película, ha dicho.

La película llegará a las salas españolas el próximo 27 de octubre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha