eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Los iraníes exhiben su gusto por leer en la mayor feria del libro de Asia

- PUBLICIDAD -
Los iraníes exhiben su gusto por leer en la mayor feria del libro de Asia

Los iraníes exhiben su gusto por leer en la mayor feria del libro de Asia

La 28 edición de la Feria Internacional del Libro de Teherán, la mayor de este tipo en toda Asia, abrió hoy al público para poner en evidencia el enorme gusto de los iraníes por los libros y para subrayar el papel de la lectura como forma de "diálogo con el mundo" y como sostén de la "diplomacia cultural".

"Los libros, leer y escribir son medios reales para la diplomacia y la interacción con otras naciones, y pueden ayudar a resolver conflictos regionales e internacionales", afirmó en la inauguración de la muestra el presidente iraní, Hasán Rohaní, en lo que fue una defensa apasionada del lema "la lectura, un diálogo con el mundo", que marca la edición de este año.

Y es que más de 2.800 editoriales, en su mayoría iraníes, pero también de otros 65 países participan este año de un evento que espera convocar durante los próximos diez días a más de 3 millones de visitantes, que acudirán al mayor festejo cultural que cada año se realiza en Irán.

Sin embargo, pese a la presencia de Omán como invitado especial y la de numerosos invitados extranjeros y puestos dedicados a la literatura de varios países, lo más importante de la feria son los lectores iraníes, ávidos por conocer los casi 500.000 títulos de todo tipo que se presentan este año.

Aún con muchos puestos a medio instalar, los primeros visitantes, fundamentalmente jóvenes estudiantes, comenzaron a llenar la enorme feria, ubicada en los amplísimos salones del centro de rezos Ayatolá Jomeini en el centro de la capital iraní.

"Cuando uno viene a esta feria, encuentra cualquier libro. Es exhaustiva y no hace falta luego ir de librería en librería para buscar. Y otro tema, es que hacen mucho descuento. La gente espera todo el año para venir", dijo a Efe Mohamad, un joven estudiante universitario.

Hahmed, otro estudiante, apuntó que uno de los rasgos destacados de este encuentro es la posibilidad de comprar libros en lenguas extranjeras o traducidos al farsi, cuya disponibilidad depende generalmente de la censura que se aplica en la República Islámica.

Esta censura suele ser dura para la producción o traducción en lenguas locales pero muy laxa en lo tocante a lenguas extranjeras, particularmente en lo tocante a literatura.

"Hay poca gente que compra en lengua original. Ahora por ejemplo a los adolescentes les gusta la novela de fantasía, y este año hay mejores libros porque hay permiso para traerlos", apuntó Hahmed.

En este sentido, en los innumerables puestos de la feria fue posible encontrar sin problema alguno libros como "50 sombras de Grey" o las novelas de "Juego de Tronos", cuyas temáticas de sexo, corrupción política, magia y traición, muy poco del gusto de la Revolución Iraní, convivían apaciblemente con las obras completas del líder supremo iraní Alí Jameneí disponibles unos pocos metros más allá.

Este espinoso asunto de la censura también fue tocado por Rohaní en la inauguración, en la que subrayó que si bien es cierto que "autores y editores" deben tener una "atmósfera segura y libre" en la que trabajar, "tampoco se pueden abrir las puertas para que cualquier superstición o comentario extremo pueda estar disponible para los jóvenes".

En cualquier caso, pese a estos problemas la industria editorial iraní parece estar en buena forma, con unos 72.000 libros publicados cada año, según indicó a Efe Seyed Abás Salehí, el director de la feria.

Durante los diez días del encuentro, se calcula que se venden libros por un valor superior al billón de riales, el equivalente a unos 400 millones de dólares (unos 450 millones de euros).

De esos, muy pocos corresponderán a literatura en español, que brillaba por su ausencia.

En un somero recorrido por los puestos de la feria Efe solo pudo encontrar una traducción del Quijote, realizada desde el inglés, pese a que las autoridades de la feria apuntaban que "en las últimas dos décadas" se han traducido al farsi muchas obras de literatura en español, particularmente latinoamericana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha