eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Cómo colarse en la lista de los libros más vendidos del New York Times en tres pasos

Una novela juvenil sobre una hechicera logra colarse en el número 1 de los más vendidos encargando cientos de ejemplares a través de un solo comprador

El New York Times ya ha rectificado la lista tras la denuncia de varios escritores en las redes sociales

- PUBLICIDAD -
Portada de Handbook for mortals

Portada de Handbook for mortals

Primer paso: escribe un libro. Segundo paso: averigua algunas librerías cuyos datos sirvan para realizar la lista de los más vendidos del New York Times. Tercer paso: encarga en esas tiendas unos cuantos cientos de ejemplares.

De esta forma el libro Handbook for Mortals, de Lani Sarem, se coló en el número 1 de la lista de los libros juveniles (Young Adults) más vendidos del New York Times, uno de los puestos más anhelados por cualquier escritor. La jugada habría resultado redonda de no ser porque otros escritores de literatura juvenil llevaron a cabo un trabajo detectivesco para desenmascarar esta estrategia. Finalmente el New York Times ha rectificado y eliminado el libro de la lista, pero lo cierto es que el ruido ya estaba hecho.

El libro de Lani Sarem, que trata sobre una mujer con poderes sobrenaturales que viaja a Las Vegas para participar en un espectáculo de magia, consiguió registrar 18.597 ejemplares vendidos en tan solo una semana en Nielsen Bookscan. De esta forma, la primera novela publicada por la también actriz ocasional alcanzaba la cumbre.

Pero pronto algunos escritores comenzaron a expresar en las redes sociales sus dudas sobre este vertiginoso ascenso: "Un libro del que nadie ha oído hablar excepto dos blogs especializados que cubrieron la nota de prensa. ¿Vende 5.000 ejemplares en la primera semana?. No debería poderse comprar la entrada en la lista del New York Times, pero aquí estamos", afirmaba Phil Stamper. 

Stamper y otros autores empezaron a investigar. El escritor compartió mensajes que recibió de personal de una librería explicando que les habían preguntado si su tienda era una de las que se tenían en cuenta para elaborar la lista del New York Times antes de que se produjera un gran pedido del libro, afirmando que los ejemplares eran para un evento que se celebraría próximamente. De esta forma, habrían sido varias las librerías que habrían recibido el encargo de cientos de ejemplares a través de un solo comprador. 

Otra librería compartió una información similar con otro escritor, Jeremy West, y,  según recoge The Guardian Publishers Weekly informaba de que otra tienda de Las Vegas recibió un pedido de 87 ejemplares de la obra después de que el cliente supiera que también estaba entre las que reportan información para elaborar el ranking. 

Según señala la web Pajiba, que ha publicado un amplio seguimiento del caso del número 1 misterioso, todo formaría parte de una estrategia comercial de la editorial del libro, GeekNation, para utilizar el argumento de que estaba en la lista de los más vendidos con el fin de llegar a un acuerdo con un estudio de cine y hacer una película basada en la obra. Ya hay una página en IMDB con esta supuesta película en la que la autora, Sarem, también interpretaría a la protagonista en la película.

Tras la polémica, el New York Times cambiaba la lista de la semana con una nota en la que señalan: "Después de investigar las inconsistencias en el último ciclo de informes, hemos decidido que las ventas de Handbook for Mortals no cumplen con los criterios de inclusión. Publicamos una lista actualizada de 'Young Adults' para el 3 de septiembre que no incluirá ese título". 

Según detalla el propio diario, la lista se elabora con los datos recopilados semanalmente por un panel de miles de librerías a lo largo de Estados Unidos que informan "confidencialmente" de las ventas de los libros. Añaden que se tienen en cuenta la compra de libros por individuos. "Compras institucionales, de grupos, o al por mayor, cuando se incluyen," pasan a ser analizados por los editores de la lista de los más vendidos que tienen en cuenta diversos factores a la hora de incluir estas compras o no. Si se incluyen, aparecen marcadas con un símbolo especial (†). En este caso no se incluyó dicho símbolo, por lo que al parecer el New York Times no analizó previamente la naturaleza de los miles de ejemplares vendidos en este caso.

Tanto la escritora Lani Sarem como la editorial han negado estas acusaciones de falseamiento de las cifras. En declaraciones a The Hollywood Reporter, Sarem ha asegurado que cree que el Times  ha claudicado ante la presión de las redes sociales. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha