eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La mexicana Teresa Margolles denuncia en Italia la lacra del machismo

- PUBLICIDAD -
La mexicana Teresa Margolles denuncia en Italia la lacra del machismo

La mexicana Teresa Margolles denuncia en Italia la lacra del machismo

La artista mexicana Teresa Margolles propone una profunda reflexión sobre el drama de la violencia machista, con la vista puesta en Bolivia y México, con la exposición "Sobre la sangre" que se puede ver en la región italiana de la Toscana.

La muestra está comisariada por Francesca Guerisoli y Angel Moya García, y se exhibe hasta el 16 de septiembre en el Espacio Expositivo de la Asociación Cultural Dello Scompiglio, en el municipio de Capannori, en Toscana.

Nacida en 1963 en Culiacán, estado noroccidental de Sinaloa, Margolles es ampliamente conocida por crear un arte de constante denuncia y por su afán por hacer visibles dramas como la violencia machista, la pobreza o la alienación social.

En esta ocasión, lleva a Italia un grito contra la violencia machista, una lacra social que no termina de erradicarse y que afecta a mujeres de todo el mundo.

Margolles, quien antes de ser videoartista y fotógrafa fue médico forense, estructura su exhibición en tres partes.

El punto de partida es "Frazada (La Sombra)", una instalación que fue realizada para la Bienal de Arte de Bolivia de 2016 y que consta de una manta atada a una estructura metálica de casi dos metros de alto que bien podría ser utilizada como toldo para un puesto callejero de venta ambulante.

Recuperada en la morgue de la capital boliviana, La Paz, la instalación es en realidad un trozo de tela impregnada de sangre de una víctima de violencia machista.

La intención es sensibilizar al público y hacerle ver que, si bien inicialmente podría utilizar ese espacio para, por ejemplo, resguardarse del calor en las tardes de verano, debe prestar un poco de atención e ir más allá para notar el fuerte olor a sangre que desprende la manta.

"Con 'Frazada' Teresa Margolles desea visualizar la sombra de la violencia de género que, en Bolivia, según el Instituto Nacional de Estadística, afecta al 87 % de las mujeres", explican los organizadores.

La segunda parte es una gran tela llamada "Wila Patjharu/Sobre la sangre" (2017) que da nombre a la exposición y que está empapada de la sangre de diez víctimas de crímenes de violencia machista cometidos en La Paz.

La tela ha sido bordada después por artesanas del país con las técnicas tradicionales con las que se decoran los vestidos de danza popular boliviana.

La artista mexicana busca así provocar al visitante e invitarle a reflexionar sobre "cómo frecuentemente el folclore y la tradición consiguen cubrir, esconder y transformar en ornamento una trágica realidad cotidiana", según los organizadores.

Finalmente, la instalación "Testimone" (2017), realizada para esta ocasión, pone el broche final a un recorrido de fuerte condena contra el machismo y la discriminación hacia las mujeres.

Se trata de un pasillo que el visitante transita en penumbra, mientas escucha algunas grabaciones de audio y observa las fotografías de dos mujeres.

Las imágenes muestran a Karla y a La Gata, dos prostitutas transexuales que desaparecieron en la mexicana Ciudad Juárez: la primera fue asesinada a los 67 años en el año 2015 y la segunda a los 32 en el 2016.

Las reproducciones de audio, por su parte, hablan sobre el rechazo social, los deseos truncados y el valor de la vida humana.

Con esta última instalación Margolles llama al público a comprometerse para luchar por el fin de un fenómeno que es realmente alarmante en México.

De hecho, el pasado agosto el Instituto Nacional de Estadística y Geografía mexicano reveló que el 66,1 % de las mexicanas de más de 15 años ha sufrido algún incidente de violencia de género a lo largo de su vida, unas cifras que demuestran que el país aún tiene que realizar esfuerzos de concienciación y sensibilización social.

Margolles es una de las artistas que más ha criticado el orden social y económico actual que convierte en normal conductas deleznables como la violencia machista.

Pero además, a lo largo de su trayectoria profesional también ha abordado la brutalidad de la guerra entre narcotraficantes y fuerzas del orden en México, con obras de protesta contra el sufrimiento que padecen las familias de las víctimas.

Uno de sus trabajos más relevantes fue el que realizó para representar a México en la 53ª Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia del 2009.

Con su obra titulada "¿De qué otra cosa podríamos hablar?" Margolles llevó entonces al pabellón mexicano una instalación en la que el público se encontraba frente a las telas utilizadas para cubrir los cadáveres de las víctimas del tráfico de droga.

Después, los visitantes llegaban a una sala de exposición en la que familiares de víctimas de muerte violenta lavaban el suelo con una mezcla de agua y sangre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha