eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La CE acusa a Qualcomm de pagos exclusivos y venta a precio inferior de compra

- PUBLICIDAD -
La CE acusa a Qualcomm de pagos exclusivos y venta a precio inferior de compra

La CE acusa a Qualcomm de pagos exclusivos y venta a precio inferior de compra

La Comisión Europea (CE) acusó hoy formalmente a la empresa estadounidense Qualcomm de haber realizado pagos a un fabricante para comerciar exclusivamente sus componentes electrónicos y de vender a precios inferiores de compra para excluir a la competencia.

Estas actuaciones, que se contienen en dos pliegos de cargos, pueden constituir una violación de las reglas de la Unión Europea (UE) en materia de abuso de posición dominante, informó la CE en un comunicado.

La empresa estadounidense, líder mundial en la comercialización de "chipsets" (circuitos integrados auxiliares) para tecnología móvil, "habría actuado para excluir a su competencia del mercado o impedir desarrollar la competencia", dijo la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

"Debemos velar para que los consumidores europeos puedan disfrutar de las ventajas de la competencia y de la innovación en un ámbito que está en el corazón de la economía actual", añadió Vestager.

En virtud de las reglas de competencia de la UE, las empresas que ocupan una posición dominante no pueden abusar de su poder de mercado restringiendo a la competencia.

Según el primer pliego de cargos, Qualcomm ingresó "sumas considerables" a un importante fabricante de teléfonos inteligentes y tabletas con la condición de que éste "utilizara exclusivamente" sus componentes electrónicos en sus productos, lo que, según la CE, "reduce el interés del fabricante" en los componentes de la competencia".

"El contrato entre Qualcomm y el cliente sobre la cláusula de exclusividad sigue en vigor", añadió la CE, sin precisar el nombre del fabricante.

En la segunda comunicación, la CE estima que Qualcomm vendió a precios inferiores de coste con el objetivo de excluir a Icera, su competidor en el mercado, en un momento en el que esta empresa "constituía una amenaza creciente" en este segmento puntero.

La empresa puede ahora responder a las dos alegaciones de la CE en un plazo de tres y cuatro meses, respectivamente, y solicitar una audiencia por cada caso.

La Comisión abrió en julio de este año estas dos investigaciones para determinar si Qualcomm había abusado de su posición dominante.

Precisó que no hay un plazo legal para concluir las pesquisas sobre una posible conducta contra la competencia y apuntó que la duración de este tipo de investigaciones "depende de varios factores", como la complejidad del caso, hasta qué punto la empresa concernida colabore o el ejercicio del derecho de defensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha