eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Elvira Roca: "Para tener el carné de intelectual tienes que denigrar a España"

Esta investigadora del CSIC acaba de publicar "Imperiofobia y Leyenda Negra", un ensayo sobre la "hispanofobia"

- PUBLICIDAD -
Elvira Roca:"Para tener el carné de intelectual tienes que denigrar a España"

Elvira Roca:"Para tener el carné de intelectual tienes que denigrar a España"

La profesora María Elvira Roca, que ha investigado en el CSIC y ha enseñado en Harvard (EEUU), derriba los presupuestos de la Leyenda Negra con "Imperiofobia y Leyenda Negra" (Siruela), que han perdurado tanto porque, ha dicho a Efe, "para que te den el carné de intelectual tienes que denigrar a España".

A diferencia de lo ocurrido en España, "en Francia, desde Voltaire a Sartre todo lo escrito ha sido para engrandecerla", ha puesto como ejemplo antes de pedir que no se destaque su paso por la universidad estadounidense de Harvard "porque lo verdaderamente importante es enseñar en un instituto en España, como yo, sin haber perdido el sentido común ni la cordura".

"La educación secundaria se ha convertido en un campo de batalla por el hacinamiento de gente que no quiere estar allí", mientras que "se suelta a la gente en la Universidad muy mal preparada, lastrada por la Secundaria, con niveles penosos", ha señalado.

También ha desmentido que la de ahora sea la generación mejor preparada de la historia: "Que haya más títulos no quiere decir que la gente esté mejor preparada" porque "no es un problema de cantidad sino de calidad", que además ha considerado conceptos contrapuestos.

"La degradación de la educación es un fenómeno inédito en toda Europa, que tendrá consecuencias gravísimas porque los europeos son pueblos viejos que no pueden permitirse prescindir de la gran educación tradicional, no pueden infantilizarse ni desmontar lo que ha sido la creación de una capa social cada vez más amplia de gente bien formada que ha sido la base de las democracias europeas".

Si en la universidad hay "analfabetos funcionales, que no saben expresar por escrito lo que saben", del sistema educativo ha asegurado que "no favorece al buen alumno, perdido en el caos, que te mira con ojillos de a ver cuando tienes un cuarto de hora para dedicarle".

Sobre la perdurabilidad de la Leyenda Negra y, particularmente, de la hispanofobia, ha dicho que ha llegado hasta ahora porque se ha convertido "en argumentario de una opción ideológica para justificarse a sí misma", mientras que de América, además de echar por tierra la extendida creencia del genocidio, ha recordado que hasta hacerse repúblicas independientes eran "extraordinariamente más prósperas que la Península".

Con la independencia vivieron "un proceso brutal de empobrecimiento en veinte o treinta años", periodo en el que la red de comunicaciones del Continente se degradó hasta desaparecer -unos años antes Humboldt recorrió miles de kilómetros sin un sólo percance, ha señalado-.

Y ha puesto otro ejemplo: "¿Cómo México justifica que perdiera más de la mitad de su territorio a los cinco minutos de la independencia sin adjudicárselo a sí mismo?"

La hispanofobia está "disponible" y es "gratuita y fácil", ha dicho sobre su recurrencia política, que la mantiene vigente en el siglo XXI, aunque ha advertido de sus nefastas consecuencias, como en su opinión pudo comprobarse con la crisis de la prima de riesgo y que fuese natural que en España fuera mucho más elevada que en los países del entorno, por lo que "ha sido suicida no defenderse".

"La historia de España es excepcional porque carga con un lastre enorme, que la debilita; lo milagroso es que haya sobrevivido como país a todo eso", ha señalado para añadir que "la hispanofobia está de manera constitutiva en todos los nacionalismos europeos", incluidos los peninsulares, cuyo nacimiento está "muy vinculado al desarrollo del racismo científico", además de que los nacionalismos en España están "aprendidos de los alemanes, italianos e ingleses".

La hispanofobia ha pervivido históricamente en España porque la Ilustración española, hija de la francesa, "asumió todos sus tópicos" y la Generación del 98 "de manera histérica" los asumió para "proyectar" la responsabilidad del "Desastre" que, naturalmente -ha ironizado-, no fue culpa de aquella generación sino, como advirtió Amador de los Ríos, se debió a la expulsión de los judíos.

Pero los hechos son tozudos: "Y en España siempre ha habido judíos, con expulsión y sin ella", a diferencia del resto de naciones europeas, que los expulsaron antes aunque no se recuerde y, como Inglaterra, de una manera tan eficaz que durante siglos no existió rastro documental de judío alguno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha