eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Nuestras contraseñas de 2017 son tan malas como siempre

La firma de ciberseguridad SplashData ha publicado, como cada año, la lista de las 100 peores contraseñas de Internet. ¿Encuentras la tuya?

- PUBLICIDAD -
Ingresa tu contraseña

Ingresa tu contraseña marc falardeau / Flickr

¿Qué puedes hacer con más de cinco millones de contraseñas hackeadas? Además de intentar entrar por fuerza bruta a la mayoría de redes sociales y servicios de correo del mundo, también puedes recopilarlas, organizarlas y publicar un estudio que descubra cuáles son las más utilizadas.

Es a lo que se dedica la firma de seguridad SplashData cada año desde hace siete. Los investigadores creen que cerca del 10% de la gente usó al menos una de entre las 25 peores contraseñas del 2016 y que por lo menos el 3% de ellos usaron 123456, que copa el top 1 de la lista otro año más.

Las peores contraseñas son las más fáciles. 123456, la palabra password, 12345678, qwerty o 12345 se encuentran entre las cinco más utilizadas. A pesar de la creencia generalizada, da exactamente lo mismo poner números que letras si hablamos de credenciales tan simples como estas. Otro mito de Internet es el que considera que por poner un 0 en vez de una O la contraseña será más segura. Los hackers, antes que piratas informáticos, también fueron usuarios de Internet.

  1. 123456
  2. Password
  3. 12345678
  4. qwerty
  5. 12345
  6. 123456789
  7. letmein
  8. 1234567
  9. football
  10. iloveyou
  11. admin
  12. welcome
  13. monkey
  14. login
  15. abc123
  16. starwars
  17. 123123
  18. dragon
  19. passw0rd
  20. master
  21. hello
  22. freedom
  23. whatever
  24. qazwsx
  25. trustno1

De momento, aquellos lectores que identifiquen una o varias de sus contraseñas en la lista harán bien en cambiarlas por otras que requieran al menos el uso de tecnologías avanzadas para romper cerrojos. Hoy por hoy, la contraseña más segura es una larga, generada por un algoritmo, sin sentido semántico e imposible de recordar. Pero, si queremos correr riesgos y no usar generadores de passwords ni llaveros digitales, entonces se aplica la regla de la longitud y la complejidad: una frase larga, fácil de recordar pero difícil de adivinar, es la opción más adecuada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha