eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tres libros para ponerse las pilas antes del Poetas 2017

Ante la indecisión paralizante del equipo titular / Fabio de la Flor brindó su selección ejemplar

- PUBLICIDAD -
Poetas 2017

Cartel del Poetas 2017, este fin de semana en el Matadero de Madrid

Es ya este fin de semana, el festival Poetas 2017 en el Matadero de Madrid. El año pasado llovió y los poetas bajaron al río en un paseo memorable y picnic-esco. Este fin de semana la probabilidad de precipitaciones es de un 10% y la programación incluye actuaciones musicales fabulosas. 

Incapaces de seleccionar tres libros para entrenar el oído, hablamos con Fabio de la Flor, co-organizador junto con Arrebato Libros del festival que se avecina, adictivo tuitero y carismático editor de los libros cuadrados como puños de la editorial Delirio. Dice misteriosamente que son libros "de segundo grado; una carga de profundidad en la poesía, y en cierta medido eso es lo que quiere ser el propio festival".

El huésped de Alberto Santamaría

El huesped esperado 
Alberto Santamaría (La Bella Varsovia)


Alberto Santamaría (Torrelavega, 1976) es poeta, pero también enseña teoría e historia del arte en la Universidad de Salamanca y escribe ensayos como Si fuese posible montar en una bruja, donde un un texto producido por la misma Inquisición acaba siendo prohibido. Cuando tenemos mucha suerte, escribe en eldiario.es.

Este libro que publica ahora La Bella Varsovia es en realidad cinco, porque recoge El hombre que salió de la tarta (2004), Notas de verano sobre ficciones del invierno (2005), Pequeños círculos (2009), Interior metafísico con galletas (2012) y Yo, chatarra, etcétera (2015). Aquel primero que ya era un clásico en el momento de salir es hoy excelente y representativo de su poética reflexiva y su concepción de la memoria como constructora de mundos paralelos, como "el verano del que yo hablo, idéntico y tan diferente al tuyo". Del relato personal como el material del que están hechos los hombres. Ese hombre en una tarta que resulta ser él mismo esa tarta.

Hombre y tarta

En qué tarta soñada el hojaldre se tornó invisible
para ver desde dentro el mundo sin ser visto,
qué imaginación nació de la nata, qué tarta
de Giges me hizo acariciar el lomo
del perro, el débil lloro del pájaro,
decir al fin “más allá” o “más acá”,
según mi lengua ordene. Qué diablos
hacía un hombre en una tarta
sino ser él mismo esa tarta. Allí dentro,
sin espacio y sin tiempo.
Qué hacía
Sino esperar el grito, la sorpresa:

“tomad, aquí está mi cuerpo”.

Qué hacía, sino comenzar siempre de nuevo.

Alberto estará recitando el sábado a las 17 en el Plató de Matadero de Madrid. 

Zurita

ZURITA
Raúl Zurita (Delirio)

ZURITA empieza con una severa cita de Thomas Mann:  Hondo es el pozo del tiempo. "Profunda es la poza  del tiempo", repetía el propio Raúl Zurita en Las ciudades del agua (2006). Este nuevo libro ocupa tres momentos en el tiempo que son pozos especialmente hondos: los últimos minutos del atardecer del lunes 10 de septiembre de 1973; la noche entre el 10 y el 11 y el amanecer del 11 de septiembre de 1973. Ese día Salvador Allende entró en el Palacio de la Moneda con el AK-47 que le regaló el Che Guevara para no salir más. Ese mismo día una patrulla militar detuvo a Zurita cuando se dirigía a desayunar a la universidad de Ingeniería.

ZURITA es la historia fragmentada de una tragedia, un relato en primera persona que "transforme la experiencia del dolor en la construcción colectiva de un nuevo significado". Además de preso fue torturado. También dice después, citando: "No hay que olvidar nada". 

Le soltaron bajo condición de no volver a pisar ninguna librería. Seis años después de aquel 11-S, el poeta fundó el Colectivo de Acciones de Arte (C.A.D.A) para producir palabras como artefactos de resistencia al régimen En lugar de entrar en librerías, las hacía salir al arcén. Su primera acción fue entregar cien bolsas de medio litro de leche a los residentes de la comuna La Granja y repartir las bolsas ya vacías entre los artistas como soporte y plataforma para una exposición en la Galería Centro Imagen. Medio litro de leche por la famosa medida 15 en el programa de Gobierno de Allende. Lo llamaron "Para no morir de hambre en el Arte". 

Este Raúl Zurita  estará en el Plató de Matadero el sábado a las 19h. Si se quedan más rato verán a más poetas, a Nacho Vegas y a Los Ganglios. 

CO CO CO U, de Luz Pichel

CO CO CO U 
Luz Pichel (La uña rota)

En 2012, la poeta gallega de culto Luz Pichel publicó  Cativa en su lughar, un poemario reescrito en castrapo, la lengua fronteriza, anárquica y escandalosa del borde que se arraiga contra la normalización y la institucionalización de las dos lenguas oficiales. Se trataba de un acto político "basado en la comunidad que queda". Como la lengua rebelde, Pichel se negaba allí a contraponer lo culto, lo correcto y lo urbano de "la lengua ruin", rural y salvaje. El que llega ahora, CO CO CO U, aspira aún más a encontrar lo bello en lo que es libre y salvaje. Un escándalo silencioso, Luz Pichel. 

Encima viene prologada por la impecable María Salgado, que no es solo su mejor alumna sino también su embajadora y fan. Y que, en este texto sobre un poemario anterior, anticipaba ya este:

Quienes asistimos a su emocionante performance dentro de las Picnic Sessions  celebradas en el Centro de Arte 2 de Mayo el último mes de junio, lo sabemos. Aquel día la poeta salió a tartamudear un texto escrito en gallego rural, dicho con pleno acento de zona ante unas trescientas personas mayormente castellanohablantes. La dificultad traída por el tartamudeo y la opacidad semántica traída por el dialecto en cuestión se ofrecieron no como obstáculos de entendimiento sino como medios para potenciar una escucha muy activa y lingüísticamente consciente de lo que allí se estaba contando. El resultado de una escucha así de atenta fue la meridiana claridad con que el texto se nos apareció a todos los presentes que quisimos ponernos a hacer sentido de los trozos de lengua que ella nos lanzaba y de los nuestros a su lado, sentados todos en un margen bastante exterior de lo que suele sonar por los canales de actualidad. El que viene, Co Co U, es uno de esos libros imposiblemente nacionales que tan importantes le resultan a la lengua de la poesía, y al relato del fondo histórico del paso del siglo XX al XXI, ganen o no ganen premios, sean o no sean leídos a tiempo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha