eldiario.es

Menú

Alberto Fabra y Rita Barberá juegan al 'poli bueno, poli malo' con Ciudadanos

Mientras el President afirma que PP y C's coinciden "en lo importante", la alcaldesa rechaza a la formación de Albert Rivera porque "gobernarán desde Barcelona"

- PUBLICIDAD -
Alberto Fabra y Rita Barberá en un acto del PP valenciano

Alberto Fabra y Rita Barberá en un acto del PP valenciano

El PP no tendrá mayoría absoluta para llegar por si solo a la  Presidencia de la Generalitat y la Alcaldía de Valencia, y los sondeos electorales muestran que el equilibrio va a ser muy ajustado sumando los apoyos de Ciudadanos (incluso podría no ser suficiente). Ante esta situación caben dos estrategias electorales: tender la mano y aceptar que se entra en una época inevitable de pactos, o resistir y mostrar carácter par intentar almenos recabar la mayoría de votos posibles.

Y estas dos estrategias se representant desde el PP valenciano con sus dos principales líderes, Alberto Fabra, candidato a la Generalitat, y por Rita Barberá, candidata a alcaldesa, y con papeles que les van a sus personalidades: el uno más abierto a la renovación y la otra con más orgullo y rotundidad verbal.

En los últimos días a Fabra se le ha visto poner buena cara a Ciudadanos ofreciéndoles el diálogo a partir del día 25 de mayo. En el debate de la Cadena SER el pasado viernes el President  recogía el guante de la candidata de C's, Carolina Punset, que le ofrecía diálogo. Este 'feeling' Fabra quiso prolongarlo este lunes en una entrevista en otra radio, Onda Cero, donde afirmaba que "Ciudadanos tiene muchas coincidencias con nosotros, especialmente en lo importante"; pero además el Presiden incidía en que ante una nueva era sin mayorías absoluta "nuestro posicionamiento siempre va a ser poder gobernar en minoría y llegar a pactos", confiando así en la posibilidad de que Ciudadanos aplique la doctrina de dejar gobernar a la lista más votada.

Por su parte Rita Barberá muestra una posicionamiento más duro, más orgulloso del propio PP y sin criticar a sus propios fantasmas. Así la alcaldesa de Valencia ha forzado el discurso anticatalanista de los 'populares' para atacar a C's diciendo que "lo peor que puede pasar a los valencianos es que gobernara Ciudadanos" porque "nos quieren gobernar desde Barcelona". Además Barberá ha afirmado que la abstención de quien un día votó al PP y ahora "piensa que puede votar a otro" (en referencia a Ciudadanos) se convierte en "dos votos a favor" de un  "batiburrillo" de "creciditos" y en contra de la estabilidad, por ello advertía que "no hay más voto útil que el que se confíe directamente al PP".

De momento las encuestas apuntan a que hasta la noche electoral del 24 de mayo caben todas las opciones, que puedan sumar PP y C's la mayoría parlamentaria y municipal, o que la mayoría sea progresista; pero también cabe que Ciudadanos apueste por renovar las instituciones

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha