eldiario.es

Menú

Barberá deja el PP mientras sus ediles de Valencia siguen en el grupo popular

La petición de Génova a la exalcaldesa para que abandone el PP contrasta con la suspensión cautelar de militancia efectuada con sus nueve concejales investigados.

Fuentes del grupo municipal popular aseguran que su situación no tiene por qué cambiar y dicen sentirse tranquilos porque no han cometido "ninguna ilegalidad".

- PUBLICIDAD -
La exalcaldesa Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia

La exalcaldesa Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia, junto a algunos de sus ediles

La presión ejercida desde la cúpula del PP para lograr apartar a  Rita Barberá del partido tras abrirle el Supremo una investigación por el  presunto blanqueo de 50.000 euros, derivado del caso 'Imelsa', contrasta con las medidas adoptadas contra 9 de los 10 concejales populares del Ayuntamiento de Valencia imputados por esta misma causa.

La  exalcaldesa se ha aferrado a su acta de senadora al ser personal y no tener potestad el partido para quitársela, tal y  como en su día hicieron los ediles de Valencia cuando el juez determinó que fueran investigados.

Sin embargo, la principal diferencia es que la exalcaldesa se ha visto obligada a darse de baja del partido, con lo que pasará a ser no adscrita, perdiendo algunos privilegios.

En el caso de los concejales, pese a que la dirección regional del PP, con su presidenta Isabel Bonig a la cabeza, les solicitó insistentemente que dejaran el acta, desde Génova y dada la negativa de los ediles a abandonarla se adoptó la decisión de  suspenderlos cautelarmente de militancia para que pudieran seguir adscritos al grupo municipal popular.

De haberles obligado a abandonar el partido, como se ha hecho con Barberá, el PP hubiera pasado de ser el partido mayoritario del Ayuntamiento de Valencia con 10 concejales, a quedarse con 1, ya que los otros nueve hubieran pasado a ser no adscritos.

Así, con la salida de Barberá del partido forzada por la cúpula se abre un nuevo escenario. Sin embargo, ¿supondrá esta contradicción alguna consecuencia para los ediles populares?.

Al respecto, fuentes del grupo municipal popular han explicado que la decisión de Barberá ha sido "personal" y que en ese sentido su situación "no tiene por qué cambiar", al menos mientras no haya novedades judiciales.

En este sentido, han comentado que están muy tranquilos porque, aseguran, no han cometido "ninguna ilegalidad, aquí nadie ha blanqueado nada, tan solo se ha hecho una donación de 1.000 euros al partido, algo que es perfectamente legal, y es falso que se haya devuelto en billetes". Por este motivo, se han mostrado convencidos de que "todo va a quedar en nada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha