eldiario.es

Menú

La Generalitat cerró con un agujero de 4.500 millones en el último año de gestión del PP

El actual Consell aflora e incluye en su balance las pérdidas en Feria Valencia (500 millones), la SGR (200) o la multa de la UE (20) por el falseamiento del déficit del gobierno de Francisco Camps

La provisión por riesgos y gastos derivada de “agujeros” heredados sube un 2.275%, de 31 millones a 753 millones

“Hemos empezado la limpieza en las cuentas de la Generalitat poniendo fin a la ingeniería contable de la etapa anterior", dice el conseller de Hacienda

- PUBLICIDAD -
La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, junto al conseller de Hacienda, Vicent Soler, en una rueda de prensa.

La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, junto al conseller de Hacienda, Vicent Soler, en una rueda de prensa.

El Consell ha aflorado pérdidas patrimoniales por un total de 3.084,57 millones, al provisionar deudas y compromisos del anterior gobierno de la Generalitat -del PP-  durante la elaboración de la Cuenta General de la Administración de la Generalitat Valenciana, con el objetivo de dar una imagen fiel y ajustada del valor económico patrimonial de la Generalitat.

Según el conseller de Hacienda, Vicent Soler, estos ajustes contables son un ejercicio de "transparencia" que  supone una "auténtica revolución" en la manera de llevar los números de la administración autonómica: “Hemos empezado la limpieza en las cuentas de la Generalitat, poniendo fin a  la ingenieria contable de la etapa anterior.

Según Hacienda, la consecuencia de estos ajustes negativos, matizados por otros positivos, como la inclusión en el activo de la Generalitat del valor de la totalidad de los centros educativos construidos por Ciegsa, es que el resultado económico patrimonial arroja un desahorro -sinónimo técnico de pérdidas- de 4.543,2 millones.

El resultado de la “limpieza” contable acometida por el Consell, que por primera vez provisiona todas las deudas y compromisos de la Generalitat -heredados de la anterior etapa-, es que el total de los activos de la Generaitat se sitúa en 20.426 millones, mientras el pasivo asciende a 45.845 millones. Los fondos propios negativos ascienden a 25.419 millones.

Reconocimiento de los pufos en Feria Valencia, SGR o IFA

Entre los ajustes negativos llevados a cabo destaca la inclusión del valor real de las participaciones de la Generalitat en todo el sector público, cuando antes solamente se incluían mercantiles y entidades de derecho público. En concreto, siempre según la Generalitat, se ha ajustado, por primera vez en la historia, el valor contabilizado de las participaciones de la Generalitat en los entes y organismos con el patrimonio neto, lo que ha tenido un impacto de 471 millones de reducción en el activo.

Asimismo, se ha realizado una provisión por insolvencias por la deuda a largo y corto plazo del sector público asumida por la Generalitat, lo que ha provocado una disminución de las inversiones financieras temporales y permanentes de 1.471 millones.

También se han provisionado las pérdidas por entidades extinguidas con 40,57 millones. Se trata de entidades que ya estaban extinguidas, pero de las que aún quedaba por provisionar una cantidad. En su conjunto, estas medidas llevadas a cabo sobre el sector público y que persiguen dar una imagen más fiel de su situación, siguiendo además las indicaciones de la Sindicatura de Cuentas, han tenido un impacto conjunto de 1.982,97 millones de incremento de las pérdidas.

Entre los ajustes negativos realizados también figuran provisiones por la deuda de Feria Valencia (505 millones), por la deuda de la SGR (200 millones),  la multa de la Unión Europea (18,93 millones), la deuda de los avales de IFA (9,69 millones) y los avales fallidos de la SGR e IFA (128,70 millones). Asimismo, también se ha provisionado la financiación del Plan de Infraestructuras de las universidades  (235,57 millones), un gasto que se pagaba anualmente y que la Sindicatura recomendó incluirlo como una minoración del activo.

Imagen real de las cuentas

La totalidad de los ajustes negativos alcanza los 3.084,57 millones de euros, según un comunicado de la Generalitat. Dentro de este importe, destaca, en concreto, la provisión por riesgos y gastos derivada de “agujeros” heredados que experimenta un incremento del 2.275% al pasar de 31 millones a 753. “Hemos empezado la limpieza en las cuentas de la Generalitat poniendo fin a la ingeniería contable de la etapa anterior y al photoshop en los balances económicos. La prioridad es tener una imagen real de la situación en la que nos encontramos, porque los ciudadanos tienen derecho a conocer la gestión que se lleva a cabo y el Consell tiene que tener los datos fieles para poder poder realizar un diagnóstico ajustado de la situación y actuar en consecuencia”, ha señalado el conseller.

“El resultado patrimonial, fruto de haber reconocido la situación real de la Generalitat, pone de manifiesto la necesidad por parte del futuro Gobierno central de abordar una solución global a la situación financiera de la Generalitat”, ha indicado Soler, quien ha puntualizado que “eso supone, no sólo dar solución a la infrafinanciación valenciana, sino también a la losa del pasivo acumulado durante 20 años y que, según la Cuenta General, asciende a 45.845 millones”.

Incorporación del valor de los colegios

Entre los ajustes positivos llevados a cabo destaca el incremento del Activo por la incorporación del valor de la totalidad de los centros educativos de Ciegsa, siguiendo la recomendación de la Sindicatura de Cuentas. En total, figuran ahora dados de alta como activo 1.309 millones, cuando antes solamente había registrados 265 millones, por lo que el incremento neto son 1.044 millones. También se incluían 227 millones en bienes muebles de centros educativos.

Asimismo, se contempla la reducción de la Cuenta 409, que desciende un tercio al pasar de 1.291 millones a finales de 2014 a 871 millones a finales de 2015, y de la Cuenta 411 que desciende un 25% al pasar de 1.298 millones a finales de 2014 a 965 millones a finales de 2015. Al respecto, cabe destacar que los acreedores a corto plazo (que incluyen proveedores, empresas y personas) se reducen un 19,5% gracias a la buena gestión de la Tesorería. También figuran entre los ajustes positivos la variación de intereses devengados en 2014/2015 por importe de 240 millones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha