eldiario.es

Menú

Greenpeace alerta de los riesgos para 42 municipios valencianos por el transporte de residuos nucleares al ATC

40 camiones con residuos radiactivos pasarán anualmente por seis comunidades, "con el consecuente riesgo de accidente de tráfico"

Los municipios afectados no han sido consultados y la organización les emplaza a que pidan una moratoria

El ATC supondría "un despilfarro económico de 1.000 millones de euros, que asumiría la empresa pública Enresa"

- PUBLICIDAD -
Expertos de Greenpeace miden la radioactividad durante una carga de residuos nucleares

Expertos de Greenpeace miden la radioactividad durante una carga de residuos nucleares

Greenpeace ha presentado su informe “ El viaje de los residuos nucleares al ATC. Un riesgo innecesario para 216 municipios”, con la que la organización traza las rutas que seguirán los residuos nucleares de camino al Almacén Temporal Centralizado de Residuos Radiactivos (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), en caso de que finalmente éste se lleve a cabo.

En la web de esta iniciativa, y a través de un mapa interactivo, se reproducen las siete rutas para el transporte de residuos que ha designado la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) en su proyecto del cementerio nuclear. Estas rutas atravesarán un total de 216 municipios españoles, con más de seis millones de habitantes, que pueden consultarse en la web hecha por Greenpeace, así como los puntos negros de las carreteras por los que pasarán.

Unos 40 camiones circularán anualmente por Cataluña, Comunitat Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Extremadura, lo que supone una media de tres transportes cada mes, según los cálculos de Enresa. En el caso de la Comunitat Valenciana pasarán por 42 municipios. Éstos, según denuncia Greenpeace, no están participando en la toma de decisiones de este proyecto, ya que no han sido consultados.

La organización ecologista solicitó, tanto en el periodo de consultas previas como en el periodo de participación pública del Estudio de Impacto Ambiental, que se incluyeran a todos lo municipios afectados, pero esta petición no fue atendida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En la web de Greenpeace los ciudadanos pueden mandar un e-mail a los responsables políticos de estas localidades para pedirles que promuevan en los plenos de sus ayuntamientos el apoyo a una moratoria al proyecto de ATC.

“Los municipios afectados por el transporte de residuos radiactivos deben hacer oír su voz sobre el proyecto del cementerio nuclear. El derecho a la participación pública está reconocido por la ley, y es garante de las mejoras en seguridad de proyectos como el del ATC”, ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace. “Los accidentes no se pueden descartar, y en ese caso la evacuación, refugio y descontaminación para la población que vive a lo largo de dichas rutas es muy difícil”, ha añadido.

Riesgos y costes

La organización ecologista ha advertido de los riesgos que tiene el transporte de residuos nucleares por carretera y de las implicaciones económicas para el Estado. La experiencia en otros países como EEUU y Reino Unido demuestra que los accidentes ocurren, pese a las medidas de seguridad. Entre 1971 y 1996 en EEUU se produjeron 58 accidentes e incidentes durante el transporte de residuos radiactivos. En el Reino Unido se han producido, desde 1958, un total de 786 incidentes. Además Greenpeace ha señalado que es casi imposible la prevención de un sistema de evacuación, refugio y descontaminación en caso de accidente para la población que vive a lo largo de dichas rutas.

Greenpeace ha declarado que el proyecto supondría un "despilfarro económico", ya que costaría 1.000 millones de euros, que asumiría Enresa, frente a los 20 millones que cuesta aproximadamente cada almacén individualizado creado en cada central, los cuales además ya están construidos o en proyecto en ocho de los nueve reactores nucleares. Además del coste de cada Almacén Temporal Individualizado (ATI) se encargaría cada central.

Irregularidades del proceso

En la actualidad el CSN ya ha tramitado su informe para la autorización previa para el emplazamiento y ha iniciado la licitación de la obra civil sin tener aún todos los preceptivos informes previos, lo que pone de manifiesto una situación irregular.

Qué pide Greenpeace

La organización, junto con la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca y Ecologistas en Acción, solicita al Gobierno de España la paralización inmediata de este proyecto. Una moratoria que implique la paralización de los permisos, autorizaciones y licencias hasta que se actualice el Plan de Gestión de los Residuos Radiactivos, se concluyan todas las evaluaciones de peticiones de información técnica y estas decisiones se sometan a un proceso de participación pública para escoger la alternativa socialmente más apoyada.

En Greenpeace han habilitado la web  greenpeace.es/datos/ "en la que podéis encontrar los datos con la información del número de residuos acumulados en las centrales, los puntos negros de las carreteras, los habitantes y los municipios por donde está previsto que pasen los residuos nucleares. Datos con los que hemos elaborado nuestro mapa".

Municipios valencianos

Municipios de la Comunitat Valenciana por los que pasarán las rutas: Alcalá de Xivert, Almassora, Ayora, Benavites, Benicarló, Benicassim, Bètera, Buñol, Cabanes, Castelló de la Plana, Caudete de las Fuentes, Chiva, El Puig de Santa María, Fuenterrobles, Godella, Jalance, Jarafuel, La Almenara, La Llosa, Les Alqueries, Manises, Moncófar, Montcada, Nules, Oropesa del Mar, Paterna, Peñíscola, Puçol, Requena, Riba-Roja de Túria, Sagunt, Santa Magdalena de Pulpis, Siete Aguas, Teresa de Cofrentes, Torreblanca, Utiel, Venta del Moro, Vila-Real, Villagordo del Cabriel, Vinarós, Xilxes y Zarra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha