eldiario.es

Menú

Marina Salud pasa consulta de neurocirugía pese a no contar con las "garantías necesarias" para el paciente

Compromís ha denunciado el "incumplimiento flagrante" de la empresa de las directrices marcadas por la conselleria de Salud Universal

- PUBLICIDAD -
Josep Nadal, a les Corts Valencianes.

El diputado de Compromís Josep Nadal, a les Corts Valencianes.

El diputado de Compromís en las Corts Valencianes, Josep Nadal, ha denunciado ante la conselleria de Salud Universal “el incumplimiento flagrante de Marina Salud al continuar pasando consulta de neurocirugía, después de que la misma Conselleria retirara este servicio por no contar con las garantías necesarias de cara al paciente, debido a los recortes en personal médico impuestos por la empresa”.

Nadal ha hecho llegar a la conselleria una imagen donde se pueden ver las consultas previstas por Marina Salud y donde se aprecia claramente cómo, el pasado 20 de septiembre, después de la orden de suspensión, se continuaba pasando la consulta de neurocirugía en el hospital de la Marina Alta.

Foto listado consultas Marina Salud

Compromís considera “un auténtico escándalo que se den estas situaciones en que la empresa antepone sus intereses económicos a la seguridad de los pacientes”. Así el diputado Josep Nadal ha pedido por escrito explicaciones sobre esta situación y ha registrado pregunta sobre quién valora las urgencias en neurocirugía y a qué hospital de referencia se envían los pacientes. “Desde Compromís tenemos indicios de que se está derivando a los pacientes al hospital de Alzira, todavía bajo la gestión de los accionistas de Marina Salud, en vez de ser enviados a Alicante que tendría que ser el hospital de referencia para estos casos”, ha añadido.

“Estamos ante un incumplimiento más por parte de la concesionaria de este servicio público. Por eso pedimos a Conselleria que investigue todo este ‘affaire’ y, de confirmarse las evidencias , pedimos la dimisión del gerente de Marina Salud, Àngel Giménez, y de todos los dirigentes de la empresa vinculados con este escándalo". "Si no dimiten, pedimos a DKV y a Ribera Salud, las accionistas de la concesionaria, que cesen a estas personas. En caso contrario, serán los responsables de los prejuicios que se pudieran derivar”, indica el diputado valencianista.

“Esta es sólo una de las muchas penalidades que tienen que soportar los ciudadanos de la Marina Alta en cuanto a la sanidad. En dos meses ha habido una modificación sustancial de las condiciones de los trabajadores, se ha cerrado una planta del hospital y se ha cerrado el servicio de neurocirugía", explica Nadal. Desde Compromís piden un servicio de atención de neurocirugía en condiciones de equidad respecto a los otros de la Comunitat Valenciana y, "por enésima vez, volvemos a pedir la reversión inmediata hacia un sistema de gestión pública de la sanidad en la comarca”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha