eldiario.es

Menú

El Museo de Bellas Artes hará obras en la primera planta para cambiar el enfoque de su colección

Según el director, se introducirán nuevas obras de arte procedentes del fondo 'Delgado', cedido durante cinco años, y se retirarán otras para dotarla de mayor "coherencia"

- PUBLICIDAD -
El robo en el museo San Pío V de Valencia enfrenta al Gobierno y a la Generalitat

Museo San Pío V de Valencia EFE

El Museo de Bellas Artes de València realizará una serie de actuaciones en los próximos meses que afectarán a la primera planta y que supondrán, por un lado, una "nueva lectura" de la colección permanente --mediante la cual se introducirán nuevas obras de arte procedentes del fondo 'Delgado', cedido durante cinco años, y se retirarán otras para dotarla de mayor "coherencia"-- y, por otro, trabajos de mantenimiento y mejora de las instalaciones.

Así lo ha explicado el director del museo, José Ignacio Casar, en una rueda de prensa en la que ha dado los detalles de estas actuaciones acompañado por el conservador, David Gimilio.

En concreto, las intervenciones en las salas de la primera planta consisten en renovar el sistema de iluminación, limpieza de rejillas de impulsión y retorno de la climatización, reparación de pequeños desperfectos en la paredes y labores de pintura.

Estas acciones se llevarán a cabo desde el 1 de octubre y hasta el 11 de diciembre, aproximadamente. En este período, ha subrayado el director, el Museo de Bellas Artes "no cerrará sus puertas, tan solo no se podrá visitar la planta primera mientras duren las obras". Es decir, se podrá seguir visitando con normalidad la pintura de los primitivos valencianos, el gótico internacional, el renacimiento valenciano, la pintura flamenca de los siglos XV y XVI, el renacimiento italiano y el castellano, el barroco valenciano, así como la Sala Sorolla.

Casar Pinazo ha recordado que "desde la inauguración del museo, en el año 2003, "el edificio no ha sido sometido a una actuación integral de mantenimiento", un tiempo "excesivo", en su opinión, por lo que estas tareas deberían haber sido hechas "años antes".

Las obras de mantenimiento implicarán que habrá que descolgar todas las obras de arte de las salas, guardarlas, realizar los trabajos de mantenimiento y volver a colgarlas. "Esto conlleva un control minucioso de la ubicación de cada obra y servirá también para realizar un control de sus reversos", ha apuntado Casar.

En cuanto a la renovación de la colección permanente, tal y como se anunció en la presentación de la exposición de la 'Colección Delgado', que continuará abierta al público hasta el próximo 29 de octubre, las 32 obras de arte que se exhiben se incorporan al discurso de la colección permanente del museo por el plazo del comodato suscrito con sus propietarios, que es de cinco años. 'Dama de perfil', de Diego Velázquez; 'Magdalena penitente', 'Oración en el huerto' y 'Salvador', de Bartolomé Esteban Murillo; 'Bodegón de dulces y frutos secos', de Tomás Yepes, y 'San Pedro', de José de Ribera, son algunas de las nuevas obras que se mostrarán.

Por contra, alrededor de 40 obras serán retiradas y otras, como 'San Juan Bautista' de El Greco, la Piedad de Gaspar Becerra, el 'Calvario' de Luis Morales, y el Condestable de Borbón atribuido a Tiziano Vecellio, se trasladarán a la planta baja por una cuestión de coherencia cronológica.

También se tiene previsto incluir algunos tapices, esculturas y piezas de artes suntuarias, procedentes algunas de ellas de la 'Colección Orts Bosch', que no se exhiben desde que terminó la presentación de la colección. El director del museo ha recalcado que con estas aportaciones se pretende "superar" el concepto del centro únicamente como pinacoteca para que sea concebido como un auténtico museo de Bellas Artes.

La nueva distribución

Con la introducción de las nuevas obras se plantea, además, una remodelación de los conceptos con los que se presenta la colección en la planta primera. De esta forma, la nueva distribución quedará así: las salas 15 y 16 del actual plano de visita se destinarán a arte italiano y flamenco del siglo XVII, así como pintura flamenca y holandesa; y la sala 17 se destinará al arte español del siglo XVII.

Por su parte, las salas 18 y 20 se destinarán al arte del siglo XVIII, el Romanticismo y Vicente López; desaparece la exhibición en la sala 19, que es un pasillo en el que se ha considerado que no debe exponerse obra, y la salas 13 y 14 se transforman en salas asociadas a las transversales concurrentes, del tal forma que en ellas se plantea una instalación de carácter museográfico para explicar los contenidos de las salas adyacentes.

La inversión prevista alcanza los 66.180 euros, 50.000 de ellos para las obras de mantenimiento, 6.500 para museografía y 9.680 euros para apoyo técnico.

David Gimilio ha precisado que los criterios para la selección de las piezas pasan por que "los grandes nombres" de la historia del arte y de la colección sigan presentes; por dotar de una "mayor coherencia" la agrupación de obras; hacer una mejor selección de las mismas, lo que permitirá, por ejemplo, profundizar en etapas como el Romanticismo, y limitar los remontes de cuadros y las colocaciones en cuadratura. Asimismo, ha aseverado que la intención es disponer siempre de un "buen banquillo" de piezas para que, en el caso de que se acabe un depósito o haya que prestar alguna, no haya vacíos en la exhibición.

La relectura de esta parte de los fondos va a suponer una especie de "ensayo" del futuro Plan Museológico que está preparando la dirección del museo y que irá entregando al Ministerio de Cultura por partes para que la administración central pueda dar el visto bueno al documento en diciembre de este año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha