eldiario.es

Menú

"Panza llena de intereses bastardos" y otros exabruptos: los nervios de la Diputación ante las irregularidades de Villahermosa

El PP ataca a Castelló en Moviment por pedir que la institución provincial fiscalice el Ayuntamiento, en el que no hay ningún concejal de la oposición 

El portavoz del PSOE, José Benlloch, se pone del lado del PP y achaca los errores denunciados a los técnicos, "que también son humanos" 

- PUBLICIDAD -
Vicente Sales, vicepresidente de la Diputación de Castellón.

Vicente Sales, vicepresidente de la Diputación de Castellón.

"Tonto útil", "su límite del ridículo se aproxima al infinito", "panza llena de intereses bastardos". Son algunas de las muestras del duro lenguaje que los gobernantes de la Diputación de Castellón utilizaron en el Pleno del martes. El destinatario fue Iñaki Vallejo, diputado de Castelló en Moviment. La causa: una moción de este partido político que volvía a abordar las irregularidades de Villahermosa del Río, un pueblo que el PP gobierna sin un solo concejal de la oposición. 

El protagonista de la moción era el diputado del PP Luis Rubio, que es también alcalde de esta localidad desde 1998. Aunque se encontraba en la sala, no tomó la palabra en ningún momento. Los encargados de defenderle fueron el presidente de la institución, Javier Moliner, y el vicepresidente, Vicente Sales. Rubio también tuvo un aliado inesperado: el portavoz del PSPV, José Benlloch. 

Concejales propietarios de una empresa pública

La moción abordaba la creación por parte de Rubio de una empresa municipal para fabricar biocombustible. Esta sociedad se creó con el 99,5% de capital público y el 0,5% de inversión privada. En un informe de 2016, el Consell Jurídic Consultiu (CJC) dictaminó que fue un acto irregular porque los propietarios de la parte privada fueron los propios concejales del PP de Villahermosa, con el agravante de que tres de ellos se autoadjudicaron las acciones desde su puesto en el Ayuntamiento. 

La moción de Castelló en Moviment presentada este martes pedía la disolución de la empresa y que la Diputación impulsara una auditoría del consistorio, así como la dimisión de Luis Rubio. El PP se negó con el argumento de que la Diputación no tiene competencias para fiscalizar a los ayuntamientos ni para disolver empresas. Además, Sales recordó a Vallejo que el asunto fue archivado por la Fiscalía después de una denuncia de su propio partido. 

Sin embargo, el vicepresidente fue más allá en su respuesta. Acusó a Castelló en Moviment de no tener "límites ni vergüenza" y sí "mala fe". Tambien pidió la dimisión de Vallejo por "difamar" a personas que están en política "vocacionalmente". Incluso insinuó que Vallejo sería el "tonto útil" de un condenado por "tráfico de drogas" con ansias de "venganza". Sales hizo esta alusión en el último minuto de su última intervención, y no aclaró a qué se refería. Fuentes oficiales de la Diputación declinaron dar explicaciones y afirmaron que era "un mensaje" para el diputado. 

Benlloch: los técnicos "son humanos"  

Rubio se encontró también con el apoyo de José Benlloch, portavoz del PSOE. Benlloch explicó que votaría en contra de la moción porque la Diputación no tiene derecho a fiscalizar ningún ayuntamiento. Pero también defendió que la motivación de fondo de Rubio pudo ser bienintencionada: "Si se han equivocado, pues son humanos. Los técnicos también tienen derecho a equivocarse". Además, añadió dos suposiciones que favorecían considerablemente a Rubio.

Explicó que éste pudo escoger la fórmula público-privada para la empresa de pellets para "poder tirar adelante un proyecto pese a las leyes de Rajoy" que limitan el gasto municipal. Benlloch también restó importancia al hecho de que Rubio no diera publicidad al dictamen del CJC cuando lo recibió. "A lo mejor no quiso darle más foco" porque "ve después y demuestra tu inocencia", reflexionó. Benlloch recordó que es un órgano sólo "consultivo".  

Más allá de las suposiciones de Benlloch, no hubo explicaciones concretas sobre la empresa de pellets bajo sospecha. Sales explicó que los concejales vendieron su participación el pasado mes de mayo después de recibir el reproche del CJC, pero no explicó quiénes fueron los compradores, ni la razón inicial que llevó al alcalde a elegir la fórmula mixta para crear la mercantil. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha