eldiario.es

Menú

València en Comú: un plan de choque para rescatar a Valencia de Barberá

El partido que representa a Podemos y Guanyem presenta su programa y 30 medidas de urgencia ante la "emergencia social" de la ciudad

- PUBLICIDAD -
Presentación de la candidatura de València en Comú.

Presentación de la candidatura de València en Comú.

València en Comú, el partido creado por Podemos y Guanyem para competir en las elecciones municipales de Valencia, ya tiene programa electoral. Nítidamente de izquierdas –sin atisbo del giro al centro del partido de Pablo Iglesias-, se basa en cuatro grandes líneas de trabajo: democracia y participación ciudadana, identidad de género, sostenibilidad medioambiental y viabilidad económica.

En consecuencia, el programa – y la eventual acción de gobierno- se hace con consultas permanentes e información constante a la ciudadanía, poniendo la lucha contra cualquier tipo de discriminación (a mujeres, inmigrantes o el colectivo LGTB) en el corazón de la gestión y apostando por el desarrollo sostenible y el rescate a las personas.

València en Comú, al que las encuestas dan entre 4 y 6 concejales, también tiene un plan de choque. 30 medidas, cuyo coste fijan en 40 millones de euros, porque “ la defensa de los derechos básicos será la prioridad del gobierno”. Este es un resumen del proyecto presentado por el partido que lidera Jordi Peris, muchas de cuyas medidas necesitan, para aplicarse, de cambios en la legislación estatal o valenciana.

1/ Se realizará una auditoría ciudadana sobre la deuda municipal y los procesos de privatización y externalización de los servicios públicos y las concesiones municipales. En función de los resultados, se podría impagar la deuda ilegitima o revertir algunas privatizaciones.

2/ Creación de un Comité de Investigación para investigar la corrupción institucional de las últimas dos décadas de gobierno municipal. [Rita Barberá, del PP, es alcaldesa desde 1991].

3/ Se habilitarán mecanismos de transparencia y vigilancia pública para controlar la actividad del ayuntamiento, de sus trabajadores y de los cargos políticos. Todos los contratos de la administración tendrán un carácter público y podrán ser consultados y revisados, en todas sus fases, por la ciudadanía.

4/ Se revisarán las subvenciones innecesarias en un contexto de emergencia social y se redistribuirán a otras áreas para garantizar los derechos sociales básicos de la ciudadanía.

5/ Se reducirán los salarios de todos los cargos políticos y se eliminarán los coches oficiales, las dietas no justificadas y todos los gastos superfluos, en la línea marcada por el Código Ético de València en Comú

6/ Se pondrá en marcha un programa de formación y creación directa e indirecta de empleo sostenible centrado en la rehabilitación energética de viviendas; la gestión sostenible de residuos urbanos y la atención y el cuidado de las personas mayores y personas con dependencia.

7/ El Ayuntamiento sólo contratará con las empresas que garanticen los derechos laborales, para lo que se establecerá un sello municipal de calidad en la contratación.

8/ Se creará una Oficina municipal de acción contra el paro y la precariedad para diseñar programas innovadores de acción contra el paro y la precariedad.

9/ Se creará una Renta mínima municipal para todas las familias que se encuentren bajo el umbral de la pobreza. Se tratará de una renta complementaria a las ayudas o cantidades ya recibidas que les permita llegar a un 60% de la renta mínima de la ciudad.

10/ Se creará un Fondo Local contra la Exclusión Social y la Pobreza que incluirá, además de las situaciones de exclusión económica, a las personas con dependencia y a las personas migrantes. Contemplará también los casos de pobreza energética.

11/ Se flexibilizará el acceso al padrón municipal para que cualquier persona residente en Valencia, también los inmigrantes, tenga acceso a los derechos básicos

12/ Valencia se declarará como una ciudad libre de desahucios. Se establecerá una mesa de negociación con las entidades financieras que realizan desahucios y/o disponen de viviendas vacías, con el fin de paralizar los desahucios por razones económicas y garantizar una alternativa habitacional

13/ Se elaborará un Plan Municipal de Vivienda que evite la desocupación permanente e injustificada de viviendas impulsando la cesión de pisos vacíos al Ayuntamiento para su gestión temporal.

14/ Se reforzarán los servicios de comedor en todos los centros educativos y socioeducativos, para asegurar que ningún niño o adolescente quede excluido de él por razones económicas.

15/ Se reforzarán algunos canales normalizados de distribución de alimentos que no impliquen una estigmatización social de sus usuarios, como la tarjeta solidaria de alimentos.

16/ Se realizará una auditoría del costo de los servicios de agua, luz y gas, que permita determinar el origen y destino de los beneficios obtenidos por las compañías gestoras. Se establecerá una mesa de negociación para que estas compañías contribuyan a garantizar el acceso a los suministros básicos con tarifas más justas.

17/ Se impondrá a las compañías eléctricas tasas por la ocupación del espacio público.

18/ Se iniciará el proceso de remunicipalización del servicio de agua y se sentarán las bases para la utilización progresiva de energías renovables.

19/ El Ayuntamiento velará por el cumplimiento de la legislación que estipula que todas las personas que residen en Valencia tienen derecho a la atención urgente con cargo a fondos públicos además de la atención en todo momento (más allá de la atención urgente) a menores y embarazadas.

20/ Se pondrán en marcha campañas de acompañamiento a las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

21/ El Ayuntamiento presionará a los gobiernos de la Generalitat y del Estado para conseguir revertir los recortes y privatizaciones en la sanidad.

22/ Se paralizará inmediatamente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y se buscarán soluciones alternativas para una integración productiva y sostenible de la huerta valenciana en el espacio urbano. Se pondrá en marcha un plan específico de rehabilitación sin destrucción de El Cabanyal recuperando sus valores patrimoniales e históricos.

23/ Desde el Ayuntamiento, se objetará a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza. Se revisarán las ordenanzas municipales sobre el uso del espacio público que coartan las libertades de expresión y reunión de la ciudadanía, en especial aquellas que criminalizan a la pobreza y a los sectores más vulnerabilizados.

24/ Se facilitará el uso de espacios, edificios y recursos públicos para actos culturales, sociales y deportivos que reflejen la diversidad cultural de la población de Valencia y se dinamizarán los espacios en desuso e infrautilizados de la ciudad, apostando por nuevos modelos de autogestión ciudadana.

25/ Se reducirá inmediatamente el gasto energético de la ciudad, especialmente en alumbrado público.

26/ Se eliminará el distrito único escolar, para asegurar una escolarización pública en proximidad, especialmente para las familias con menores recursos económicos.

27/ Crear e implantar un Plan Municipal de Igualdad de Género

28/ El Ayuntamiento dejará de colaborar en la represión de las personas migrantes y diseñará estrategias para no prestar colaboración a las políticas nacionales represoras del hecho migratorio, como los controles policiales, las redadas racistas y la detención de las personas sin-papeles en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). Se declarará la ciudad de Valencia como un territorio libre de redadas y CIEs.

29/ Se garantizará la participación ciudadana en la toma de decisiones y en el control y la fiscalización de la acción municipal.

30/ Se revisarán y ampliarán los espacios participativos que permitan dar seguimiento a este Plan de choque en cada uno de los distritos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha