eldiario.es

Menú

El CSI de las heces de perro llega a Valencia para multar a quien no las recoja

La información genética del animal se incluirá en el chip identificativo, de forma que con una muestra del excremento se podrá localizar y sancionar al dueño.

Las sanciones son de 150 euros y el año pasado se pusieron tan solo 27 por este concepto que genera numerosas quejas vecinales.

- PUBLICIDAD -
La concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez (centro), con la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta.

La concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez (centro), con la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta.

Como si de la famosa serie CSI se tratara, Valencia habilitará un sistema para analizar el ADN de los excrementos caninos que quedan abandonados en la calle y poder así sancionar a los dueños de los animales.

Así lo ha anunciado este viernes la concejala de Protección Ciudadana, Sandra Gómez, junto a la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta.

La medida vendrá regulada en la nueva ordenanza de Tenencia de Animales que está ultimando el Ayuntamiento de Valencia y que prevé aprobar después de verano.

Según han explicado Gómez y Broseta, todos los perros deberán añadir en el chip identificativo su información genética. De esta forma, en el momento en el que los agentes tomen muestras de las heces abandonadas en la calle y se analicen posteriormente, se podrá localizar y sancionar al propietario del can.

Al respecto, Broseta ha comentado que esperan que esta medida tenga un efecto disuasorio: "Seguramente la gente se lo pensará dos veces porque con este sistema, aunque no les pille in fraganti la Policía sin retirar limpiar el excremento de su perro, podrán ser sancionados igualmente".

Y es que, este es uno de los problemas que más quejas genera entre los vecinos y pese a ello, las sanciones han ido a menos en los últimos años. Así, de las 93 que se pusieron en 2013 se pasó a 42 en 2014 y a las tan solo 27 en todo el año pasado.

Por su parte, la edil Gómez ha informado que la Policía Local no estará de brazos cruzados hasta que se implante este sistema.

Así, ha comentado que se iniciará una  campaña mediante reparto de panfletos a los dueños de los perros con información sobre la normativa que deben cumplir, con el lema 'La seua caqueta, a la teua bosseta (su caquita, a tu bolsita)'. Posteriormente, se incrementarán los controles y se multará con hasta 150 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha