eldiario.es

Menú

València aprueba su presupuesto más alto y sube el gasto en bienestar social y limpieza

Las cuentas de 2018 ascienden a 811’3 millones de euros , de los que 629’5 (77’6%) se destinan a servicios sociales y a la ciudadanía.

Las prestaciones sociales básicas aumentan más de 11’5 millones respecto al
año pasado (un 10%) y la limpieza en 2 millones de euros.

- PUBLICIDAD -
El alcalde de València, Joan Ribó, junto al concejal de Hacienda, Ramón Vilar

El alcalde de València, Joan Ribó, junto al concejal de Hacienda, Ramón Vilar

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado por el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha presentado este miércoles el presupuesto más alto de la historia del Ayuntamiento de València, el correspondiente a 2018, aprobado esta misma mañana por la Junta de Gobierno Local y que asciende 811’3 millones de euros, 24’6 millones más que el del presente ejercicio (3’1% de incremento).

Ha destacado Ribó que el 77% de esos 811’3 millones (629’5 millones) se destina a bienestar social y servicios a la ciudadanía y ha reseñado que, al igual que en 2017, "València es la primera de las grandes ciudades españolas en aprobar sus cuentas para el próximo año".

Por lo que respecta al presupuesto consolidado, el que incluye fundaciones, patronatos y empresas municipales, asciende a 908’7 millones de euros y en ese caso el incremento respecto al año anterior es todavía mayor, un 4’5%.

En cuanto al destino de los 24’6 millones de euros de incremento contemplados en el presupuesto de 2018, ha informado de que destaca un incremento de las prestaciones sociales básicas, cuya partida sube un 10% hasta alcanzar los 127 millones de euros.

Por su parte, el presupuesto para limpieza, que ya había experimentado notables incrementos en los dos ejercicios anteriores, aumenta en 2 millones más hasta alcanzar los 66’3 millones.

"Lo más urgente y prioritario en este presupuesto es el gasto social, la protección ciudadana y movilidad, cultura y deporte y la dinamización de la economía local potenciando el fomento del empleo, el comercio, el turismo sostenible y la agricultura".

La apuesta por la seguridad y la movilidad que ha resaltado el alcalde, englobados en un mismo programa presupuestario, se cuantifica en el presupuesto para 2018 en 7 millones más que en 2017, hasta alcanzar la cifra de 190’5 millones de euros.

También aumenta un 19’5% la dotación presupuestaria dedicada a la promoción de los sectores económicos, "porque nos preocupa el fomento del trabajo en la ciudad", y en este sentido, Joan Ribó ha destacado específicamente el aumento de un 64% de presupuesto en los programas de fomento del empleo, hasta los 14 millones.

En total, el presupuesto para innovación y participación crece un 32% hasta situarse en 29 millones de euros, el de cultura y deporte sube un 16% y llega a 75’5 millones de euros.

El presupuesto aprobado contempla un total de 220 actuaciones en todos los barrios de la ciudad, cuyo importe asciende a 70’6 millones de euros sin contar las inversiones plurianuales.

Menos carga financiera, más servicios

Joan Ribó ha recordado que durante lo que llevamos de mandato del Govern de la Nau en el Ayuntamiento de València, la deuda heredada de gobiernos anteriores se ha reducido en 155’6 millones y eso ha permitido destinar 6’4 millones menos a pagar gastos financieros.(82’8 millones en 2017 y 76’4 en 2018).

"En dos años y medio el Ayuntamiento de València ha reducido su deuda en un 21%, y el dinero que nos ahorramos en pagar a los bancos podemos dedicarlo a los servicios que ofrecemos para mejorar el bienestar de la ciudadanía".

Esa deuda será a finales de año de 584 millones y está previsto que en 2018 descienda a 511 millones.

Ribó ha señalado que en este presupuesto se incrementan los ingresos sin aumentar la presión fiscal mediante la mejor gestión, el aumento de las transferencias y el convenio con la Generalitat para poder cobrar las multas de tráfico a personas no residentes en la ciudad.

"Aumentamos los ingresos en 24’5 millones sin tocar ninguno de los impuestos y sabiendo que habrá una pequeña bajada de las transferencias del Estado. La Generalitat aumenta sus aportaciones hasta los 20’7 millones, y hacemos una mejor gestión de los ingresos propios, con un seguimiento del Impuesto de Actividades Económicas y del impuesto de Construcciones y Obras, y poniendo en marcha los mecanismos para el cobro de las multas de tráfico a la gente de fuera de València que hasta ahora no pagaban".

Ha informado de que el IBI se mantiene para todos los inmuebles, mientras mejora la gestión tributaria con la inspección del IAE, que no se inspeccionaba desde 2004, y del ICIO,"que no se había inspeccionado nunca con el anterior gobierno municipal. Queremos facilitar las cosas. No vamos a subir los impuestos pero tampoco vamos a tolerar el fraude fiscal".

En cuanto a las transferencias de la Generalitat, Bienestar Social aumenta en 1’4 millones respecto al año pasado; se consolida el Fondo de Cooperación Municipal en 3’2 millones y las inversiones del Plan confianza aumentan en 12’2 millones.

Otros aspecto destacado es el de la reducción del promedio de pago a proveedores, "que hasta septiembre de 2015 oscilaba entre 40 y 60 días y nosotros lo hemos reducido a menos de diez días, y eso es muy importante para la pequeña y mediana empresa porque no tienen que recurrir a créditos. El de València es un Ayuntamiento responsable que contribuye a la dinamización económica de la ciudad".

Presupuesto por áreas

Las prestaciones sociales básicas aumentan más de 11’5 millones respecto al año pasado (un 10%)."En total: destinamos 127 millones y destaca una subida de e 900.000 € para vivienda, una subida de 7’7 millones para asistencia social y una subida de 4 millones para educación. Pensamos en todos los vecinos y vecinas de
la ciudad, sobre todo en aquellos que más lo necesitan".

En el programa global de seguridad y movilidad, tras señalar el alcalde que "es imprescindible el Contrato Programa porque el gobierno Central ya no tiene excusa para no acabar con una discriminación flagrante hacía València, ha destacado que el presupuesto aumenta en 7’3 millones hasta llegar a un total de 190’5 millones. De esa cantidad 2 millones corresponden a la aportación a la EMT, que alcanza en 2018 la cifra de 62 millones".

Respecto al apartado de promoción de sectores económicos, se incrementa un 19’5% respecto al año pasado. "Aumentan mucho las inversiones en mercados municipales y sube la promoción de un turismo de calidad para la ciudad. Valencia tiene que diversificar el turismo: cultural, de congresos, natural y deportivo".

En cultura y deporte el presupuesto se incrementa en un 16% hasta situarse en 75’5 millones de euros. Por un lado Ribó ha destacado el objetivo de excelencia cultural, con un incremento dl 18% y un total de 58 millones de presupuesto, y un aumento en deportes del 10%, con un total de 17’5 millones "para poner el deporte al alcance de todas las personas".

En participación e innovación el presupuesto aumenta 7 millones (un 32% respecto al año pasado) hasta llegar a los 28’7 millones. Destaca el incremento en participación ciudadana del 33’5% (con las inversiones de la EDUSI y las nuevas juntas de distrito a los Pueblos de Valencia); Fomento del empleo, con un 64’5% hasta cerca de 14 millones de euros.

"Queremos hacer una ciudad participada por todos y todas. Por otro lado, el trabajo es una de las principales preocupaciones de la ciudadanía. No es una competencia estrictamente municipal, pero podemos ayudar", y ha puesto los últimos datos de descenso del desempleo en la ciudad como ejemplo.

Por lo que respecta al gasto corriente, a los capítulos 2 y 4 del Presupuesto, Ribó ha enumerado los aspectos más destacados: incremento en movilidad sostenible y transferencia a la EMT; incremento de cerca de 2 millones para limpieza; incremento de transferencias al Palau de la Música, y traspaso del espacio teatral de Las Naves de Participación a Acción Cultural y aumento en bienestar social.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha