eldiario.es

Menú

El Gobierno denuncia a Dénia por autorizar en 2014 la urbanización Las Olas sin informe de Costas

El ejecutivo de Ana Kringe (PP) otorgó licencia para el proyecto sin contar con el visto bueno del organismo ministerial, que es preceptivo para poder conceder el permiso

El actual gobierno (PSPV-Compromís) anuncia una investigación para determinar por qué el consistorio dio su autorización al proyecto que ha provocado esta legislatura la oposición de los vecinos

- PUBLICIDAD -
El mar golpea durante un temporal sobre la parcela donde esetá prevista la urbanización Las Olas.

El mar golpea durante un temporal sobre la parcela donde esetá prevista la urbanización Las Olas.

La polémica urbanización Residencial Las Olas planteada por una promotora local en primera línea de playa en Dénia, en el tramo del Blay Beach, tendrá que esperar, si es que se algún día llega a hacer realidad. El complejo, que desde hace meses está siendo denunciado por los vecinos por su proximidad al mar y su volumetría, tiene licencia municipal. Sin embargo, en el pleno celebrado este jueves en el Ayuntamiento de Dénia saltó la bomba: el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), ha presentado en el consistorio un recurso de reposición oponiéndose a aquella licencia que se otorgó en el año 2014, cuando gobernaba Dénia el Partido Popular bajo la Alcaldía de Ana Kringe. Y el motivo no es otro, según explicaba la actual concejala de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll, que aquel permiso se otorgó sin esperar al necesario informe de Costas, que es “vinculante y preceptivo” para cualquier actuación que afecte al dominio público marítimo terrestre, según concretaba después Ripoll.

El asunto dio, lógicamente, que hablar, y la concejala de Territorio y Calidad Urbana anunció que el gobierno local va a impulsar una investigación para esclarecer los hechos. Para determinar por qué se concedió aquella licencia pese a no contar con el visto bueno de Costas. Por lo pronto, el ejecutivo PSPV-Compromís ha decidido no oponerse al recurso. Dicho de otro modo, que la licencia quedará, por el momento, sin efecto.

Ripoll desveló lo sucedido a raíz de una pregunta formulada por el concejal no adscrito Álex Rodenkirchen, de Podemos. Quería saber si, como figuraba en el acta de la Junta de Gobierno del pasado día 6, “se ha recibido una denuncia de la Abogacía del Estado, en nombre del Magrama, contra el ayuntamiento” por la licencia otorgada para la polémica urbanización. Y en ese caso, “cuál es la postura del equipo del gobierno”.

“Sí, es cierto”, respondió la concejala de Territorio y Calidad Urbana, para quien lo sucedido es “un ejemplo más de la herencia del Partido Popular, y de cómo éste gestionaba el territorio y los recursos públicos”. Lo que va hacer el equipo de gobierno es, añadió, “iniciar la revisión del expediente de concesión de la licencia y una investigación para determinar por qué se concedió sin informe de Costas”.

“Si firmé la licencia sería porque venía con los informes pertinentes”

Las palabras de la edila socialista provocaron una respuesta airada de la portavoz del PP, María Mut, que precisamente era la concejala de Disciplina Urbanística cuando se otorgó la licencia en 2014. Por ello, dijo que “seguramente” ella firmó esa licencia, pero pidió a Ripoll que “tenga claro que si firmé alguna licencia sería porque venía con los informes pertinentes” de los técnicos municipales. “No le eche la culpa al PP”, añadió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha