eldiario.es

Menú

La cruz de los caídos de Castellón, más cerca del traslado que de la demolición

El Ayuntamiento recibirá próximamente la recomendación del Comité de Expertos de la Conselleria de Justicia de cambiar el monumento de sitio

El Grup per la Recerca de la Memoria Històrica pide la eliminación del símbolo

- PUBLICIDAD -
Cruz de los Caídos en el parque Ribalta de Castellón.

Cruz de los Caídos en el parque Ribalta de Castellón. eldiariocv

Retirar la cruz de los caídos del parque Ribalta, pero conservarla en algún otro lugar. Esa es la recomendación que el Ayuntamiento de Castellón recibirá en las próximas semanas de un órgano dependiente de la Conselleria de Justicia. Concretamente, del Comité de Expertos para la retirada de vestigios de la guerra civil y la dictadura, que asesora a la Generalitat sobre qué símbolos franquistas deben retirarse y cuáles -por su valor artístico o por otras circunstancias- deben ser respetados. 

En su próxima reunión, que se celebrará previsiblemente el próximo día 27, el Comité aprobará el dictamen sobre la Cruz de los Caídos de Castellón. Será otro órgano, la Comisión Técnica de Coordinación, la que en una reunión posterior aprobará que el documento sea enviado al Consistorio, según indican fuentes de la Conselleria. La recomendación será la de retirar el monumento del Ribalta pero conservarlo en algún otro espacio de la ciudad.

Símbolo de la sublevación, aún hoy 

Según estas mismas fuentes, la clave para pedir la retirada es que “a diferencia de lo que sucede en otros contextos, el monumento sigue identificándose en la actualidad como un símbolo y un recuerdo de la sublevación militar y la dictadura”. Hay, además, razones arquitectónicas ya que es un “elemento totalmente ajeno al jardín”. El Comité añade que la cruz debe conservarse en algún otro lugar aunque no especifica cuál. 

Una vez recibida esta recomendación, el Ayuntamiento tendrá todavía que recabar la opinión de la Conselleria de Cultura, debido a que el Parque Ribalta fue reconocido como Bien de Interés Cultural en los años 80, y por tanto cualquier modificación debe ser autorizada por la Generalitat. Según el Consistorio, Cultura dio verbalmente una respuesta afirmativa a la retirada, pero todavía no ha enviado el informe oficial al respecto.

Una decisión municipal 

Cuando el Ayuntamiento tenga ambos documentos en su poder -el de Cultura y el del Comité de Expertos-, deberá tomar la decisión de cambiar la cruz de sitio o demolerla. Fuentes municipales explican que este asunto todavía no se ha debatido, pero la recomendación del Comité de Expertos hace más probable la primera opción.

En cualquier caso, es seguro que el monumento permanecerá en el jardín durante los meses que quedan de 2017 porque debe crearse una partida presupuestaria para su retirada, y esto solo podrá hacerse en la elaboración de las cuentas del próximo año.  

Meses de consultas 

El proceso para retirar la cruz comenzó en 2015, cuando el Grup per la Recerca de la Memòria Històrica de Castelló envió al Comité de Expertos un documento con los vestigios franquistas de la ciudad, entre los que se encontraba la cruz de los caídos del parque Ribalta.

En los últimos meses, el Ayuntamiento ha consultado al respecto a colectivos interesados, como Amics del Ribalta, que en una asamblea del pasado mes de marzo acordó retirar el monumento y “restituir el espacio mutilado al parque”.  Por su parte, el Grup per la Recerca pide la eliminación de la cruz una vez que sea retirada del parque debido a que la Ley de la Memoria Histórica prohíbe símbolos franquistas en los espacios públicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha