eldiario.es

Menú

El cardenal Cañizares se defiende, la misa en sufragio a "Francisco F." es iniciativa de un particular

El arzobispo de Valencia comenta que en el Código de Derecho Canónico no existe la figura de veto, es decir, no se pueden rechazar las peticiones de sufragios

- PUBLICIDAD -
Cañizares pide conjugar la libertad de expresión con la libertad religiosa

El cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia EFE

La catedral de Valencia acoge este lunes, 18 de julio (80 aniversario del alzamiento que provocó la Guerra Civil y la caída de la Segunda República), una misa en sufragio de "Francisco F.", en referencia al dictador golpista Francisco Franco. Ante la polémica suscitada por esta celebración, el polémico arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha querido dejar "manifiestamente clara" su defensa de la democracia.

Así, recuerda que "no puede haber cuestionamiento posible" ni en la actualidad ni en los "difíciles años" de la transición democrática, en la que el prelado fue "testigo directo y actor de la labor que realizaron tanto los hombres de Iglesia como los actores políticos del momento, en favor de la conciliación de todos los españoles". Por tanto, asegura que es "inadmisible generar ni una sombra de duda sobre las convicciones democráticas" del Arzobispo de Valencia.

En este sentido, Cañizares apunta que la pasada semana, en un Curso de Verano organizado por la Universidad Católica de Valencia, volvió a insistir en su papel como defensor de la democracia, “y de la transición democrática, de la que fue testigo y de la que podría ofrecer mi testimonio personal” y  dejó constancia de su “agradecimiento a aquellos hombres de Iglesia que contribuyeron a su buen desarrollo la convivencia entre los españoles, la difusión de los derechos humanos, el bien común, y el establecimiento de libertades en verdadera armonía”.

Ni recordatorio, ni homenaje

Respecto a las intenciones de las misas cabe aclarar que un sufragio es una petición para rezar por los fieles, vivos o fallecidos, es decir, "en ningún caso implica un recordatorio ni un homenaje, ni cualquier otra interpretación".

Así, insisten en un comunicado que el Arzobispado no interviene en la organización de la parroquia: "La Oficina de la Catedral es autónoma, y por tanto el Arzobispado es ajeno a la organización que se conduce directamente como en el resto de parroquias de la Diócesis". El Arzobispo de Valencia es pastor de la Catedral, como de cualquier otra parroquia e iglesia en la archidiócesis, por lo que le compete presidir los actos litúrgicos más solemnes y el oficio de eucaristías, "pero no compete al Arzobispado decidir ni intervenir en las actividades ordinarias de las celebraciones que en ellas se lleven a cabo".

La iniciativa del sufragio se ha realizado por un particular, al tiempo que explica que en el Código de Derecho Canónico no existe la figura de veto, es decir, no se pueden rechazar las peticiones de sufragios. Así mismo, matizan desde el Arzobispado que la Oficina de la Catedral no informó de esta petición, "como no lo hace habitualmente, porque es autónomo su funcionamiento respecto del Arzobispado. Y el Código de Derecho Canónico admite todas las peticiones de sufragio".

Por tanto, ante las informaciones aparecidas, puntualizan que ni el Arzobispado ni la Oficina de la Catedral han "propuesto, organizado ni intervenido, y que cualquier información que ponga en duda la defensa de la Diócesis de Valencia de la democracia, sólo puede ser malintencionada, y constituye una falsedad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha