eldiario.es

Menú

Los casales falleros, expuestos a denuncias al seguir sin horarios

Pese a que el Ayuntamiento anunció que las sedes festeras de tipo B podían tener actividad hasta la 1.30 horas, la normativa establece las 22.00 horas como hora tope.

El actual equipo de Gobierno ha confirmado que el PP dejó el asunto de los horarios sin regular y se compromete a abordar el problema esta legislatura.

- PUBLICIDAD -
La falla sobre las mentiras del poder y el dinero, elegida la mejor de 2015

La falla sobre las mentiras del poder y el dinero, elegida la mejor de 2015 EFE

Los conflictos por ruidos entre vecinos y comisiones falleras no acaban de solucionarse, pese al decretó que impulsó en 2011 la Generalitat por el cual establecía tres tipos de licencia (A, B y C) para las diferentes sedes festeras de la Comunitat Valenciana.

Cada una de estas tipologías permite realizar una serie de actividades en el local, de forma que cada entidad debe elegir a cuál de ellas se acoge.

En el caso de Valencia, el 99% de las comisiones falleras se han acogido a la de tipo B, lo que implica que los casales de estas fallas no son abiertos a la pública concurrencia y que pueden realizar actividades lúdicas y de ocio dirigidas a los miembros de la comisión y a invitados.

Sin embargo, después de cada Ayuntamiento debía regular aspectos más concretos, como los horarios en los que se pueden desarrollar actividades con cada una de las licencias.

En el caso de la capital, actualmente todas las sedes festeras se encuentran en un vacío legal y sin ningún tipo de cobertura jurídica puesto que el anterior equipo de Gobierto del PP, pese a difundir en repetidas ocasiones que los casales podían tener actividad durante el año hasta la 1.30 horas los fines de semana, no llegó a plasmarlo en ninguna ordenanza.

El resultado es que está habiendo comisiones falleras que, pese a creer que con la licencia de casal tipo B podían tener actividad hasta la 1.30 horas tal y como se les había asegurado, han sido denunciadas antes de esa hora por la Policía Local tras recibir llamadas de vecinos quejándose por los ruidos.

El último caso tuvo lugar el pasado 22 de mayo en una céntrica falla que celebraba la fiesta de 'la apuntà' en el interior del casal. A la 1.15 horas apareció una patrulla policial que levantó acta de sanción, ante la incredulidad de los falleros.

Tras consultar esta comisión con Junta Central Fallera (JCF), se les informó que ante la falta de regulación específica para casales, como norma general no pueden tener actividad molesta de lunes a jueves de 22.00 a 8.00 horas y de viernes a domingo de 22.00 a 9.30 horas, tal y como especifica la ordenanza de contaminación acústica en su artículo 14.

Al respecto, el actual presidente de JCF y concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha criticado que, efectivamente, el PP dejó el asunto de los horarios sin regular y se ha comprometido a abordar el problema esta legislatura: "No es algo que nos planteemos regular a corto plazo, pero sí que hay que buscarle una solución con calma y diálogo".

En la provincia de Valencia las relaciones entre vecinos y festeros han generado numerosos conflictos. En 2009 la justicia obligó a cerrar el casal de la falla General Pando-Serrano Morales por generar molestias a los residentes. Lo mismo sucedió en 2013 con el de la falla José María Haro-Poeta Mas y Ros.

Además, la justicia ha condenado a varios Ayuntamientos, entre ellos los de Gandia y Meliana, a indemnizar a varios vecinos por no actuar contra el ruido de casales falleros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha