eldiario.es

Menú

Castellón instalará contenedores para la recogida de aceite de uso doméstico que se reciclará como biodiesel

La campaña entrará en vigor a partir de septiembre y habrá dos puntos de almacenamiento gratuito en cada distrito de la ciudad

Un litro de grasa líquida vertido en el fregadero tiene un impacto muy negativo para el medio ambiente al llegar a contaminar más de 1.000 litros de agua

El servicio ya funciona con gran éxito en muchas localidades de la Comunidad, como Valencia, Foios, Mutxamel, Santa Pola, Onda o Benicàssim

- PUBLICIDAD -
Los depósitos para la recogida de aceite usado se instalarán junto a los contenedores de reciclaje

Los depósitos para la recogida de aceite usado se instalarán junto a los contenedores de reciclaje

Castellón se sumará a la campaña impulsada en otras muchas localidades de la Comunidad Valenciana para contribuir a la mejora y conservación del medio ambiente a través de la recogida de aceite de uso doméstico con vistas a su posterior reciclaje a partir de la producción de biodiesel. Para ello, el ayuntamiento habilitará dos contenedores de almacenamiento en cada distrito, de manera que el ciudadano podrá verter la grasa líquida de forma cómoda y totalmente gratuita. A fin de facilitar el servicio, los depósitos se instalarán junto a los reservados para el vidrio, cartón y latas. El servicio entrará en funcionamiento en septiembre, una vez la ciudad haya recuperado su actividad normal, ya que en los meses de verano la población desciende ostensiblemente por las segundas residencias.

La medida se aprobará en el pleno ordinario de este jueves tras el apoyo unánime de los diferentes partidos políticos con representación municipal a la propuesta realizada por el portavoz adjunto de Ciudadanos, Manuel Paduraru, en la Comisión de Derechos y Servicios. La iniciativa, en palabras del edil, “incluirá actuaciones informativas y de concienciación” entre los ciudadanos. Y es que un litro de aceite vertido en el fregadero puede llegar a contaminar más de 1.000 litros de agua, que acaban en los ríos flotando y formando una fina capa en la superficie que impide la oxigenación de las especies acuáticas.

Es por ello que el reciclaje se hace tan indispensable en la protección medioambiental. Entre los numerosos beneficios se pueden citar: eliminación de un residuo altamente contaminante de la red de alcantarillado, reutilización del agua depurada y disminución de la probabilidad de proliferación de organismos perjudiciales para la salud y malos olores. Además, los aceites usados recogidos se aprovechan como biodiesel, un combustible no contaminante que contribuye a la diversificación energética y a la lucha frente al cambio climático.

El servicio de recogida ya funciona con gran éxito en otras poblaciones. En la provincia de Castellón, Vila-real y Benicàssim, con 20 y 22 contenedores, respectivamente, son pioneras y, recientemente, Onda ha instalado siete, distribuyendo entre los vecinos 5.000 embudos para su empleo en el vertido de la grasa. En Valencia, Foios posee tres puntos de almacenamiento, mientras que la capital del Túria sigue ampliando los depósitos colocados estratégicamente por la ciudad alcanzando ya la cifra de 72.

Por lo que respecta a la provincia de Alicante, Santa Pola, San Vicente del Raspeig y Mutxamel son algunas de las localidades que disponen de contenedores desde 2010.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha