eldiario.es

Menú

Estepark aspira a iniciar las obras en el último trimestre de 2016 para abrir sus puertas en navidades de 2017

Los promotores aseguran que la solicitud para obtener las licencias de obra y actividad está presentada en el ayuntamiento “desde hace meses”

Leroy Merlin se confirma como el principal operador y ocupará una superficie de 12.000 metros cuadrados en la planta inferior

El parque comercial de Castellón espera cerrar acuerdos con firmas de juguetes, ropa, hogar y decoración, electrodomésticos y calzado

- PUBLICIDAD -
El director de Estepark, Miguel Frontera, muestra el diseño definitivo con Leroy Merlin como principal operador

El director de Estepark, Miguel Frontera, muestra el diseño definitivo con Leroy Merlin como principal operador

Estepark continúa con su hoja de ruta marcada. Una vez obtenido el beneplácito de la Generalitat Valenciana, el siguiente paso es iniciar las obras. Y ya baraja una previsión: el último trimestre de 2016. Para ello, espera que el Ayuntamiento de Castellón conceda en breve las licencias de obra y actividad.  Esa predicción del director del parque comercial, Miguel Frontera, podría resultar un tanto sorprendente a tenor de las palabras del vicealcalde, Enric Nomdedéu, el viernes anterior, cuando negó la existencia de una petición oficial a propósito de los permisos de construcción. Sin embargo, como aclara el responsable técnico, Jerónimo García, “públicamente no la hay, pero desde hace meses que empezaron los trámites internos con la administración local para tener los informes favorables, siempre a expensas de la aprobación de la Conselleria. Ahora que ya es oficial la autorización comercial, firmamos tener las licencias en dos o tres meses desde que iniciamos la solicitud hace bastante tiempo”.

Con esa convicción sobre los últimos flecos, los promotores también tienen una fecha de apertura. “Nos gustaría llegar para la campaña de navidades de 2017”, precisa Frontera, quien además confirma el acuerdo con la que será la principal empresa de Estepark. “Leroy Merlin dejará la Ciudad del Transporte y vendrá al parque comercial, ocupando 12.000 de los 20.000 metros cuadrados de la planta baja (actualmente se asienta sobre 8.500 m2). Luego, habrá otros ocho o nueve operadores más”, explica. Esas firmas complementarias, con espacios que oscilarán entre los 500 y los 1.500 m2, pertenecerán a sectores diversos; desde juguetes, pasando por ropa, hogar y decoración, hasta deporte, electrónica y calzado.

La planta superior se destinará exclusivamente a ocio y restauración, con salas de cines, gimnasios, pistas de pádel y numerosos restaurantes. Otras cifras del complejo son: alrededor de 1.500 plazas de aparcamiento (850 de ellas subterráneas), una inversión de 40 millones de euros y miles de piezas de cerámica integradas en la fachada. Además, primará la sostenibilidad en la elección de los materiales de construcción.

Con esta concepción de proyecto, prevaleciendo además una filosofía vanguardista en lo que se refiere al diseño, los impulsores de Estepark no terminan de entender la polémica con el comercio tradicional, que en varias ocasiones ha trasladado al Ayuntamiento de Castellón su preocupación por la irrupción del complejo.

“Hablamos de matices, y así lo hemos dicho siempre. No somos un centro comercial como La Salera, donde hay infinidad de pequeñas tiendas. Esto es un parque, con grandes operadores. El que quiera venir aquí será para ir a Leroy Merlin, al cine, al gimnasio o a un restaurante. El que quiera hacer compras se irá al centro de la ciudad. Son conceptos distintos. Pensamos que el debate se debe más una mala interpretación de lo que proponemos”, concluye Frontera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha