eldiario.es

Menú

Ontinyent ofrece la experiencia de vivir un bombardeo de la Guerra Civil dentro de un refugio antiaéreo real

El alcalde y la diputada de Turismo inauguran el Refugio de Tortosa y Delgado, y se anuncia la creación de una Ruta de la Memoria Democrática

- PUBLICIDAD -
Imatge de l'interior restaurat del refugi antiaeri de Tortosa i Delgado

Imagen del interior restaurado del refugio antiaéreo de Tortosa y Delgado

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, y la Diputada de Turismo, Pilar Moncho, han inaugurado la recuperación del Refugio Antiaéreo de Tortosa y Delgado, efectuada por el Ayuntamiento con ayuda de la Diputación de València para su aprovechamiento turístico y cultural.

En el acto, donde los visitantes asistían a un simulacro de bombardeo y contemplaban un audiovisual sobre el papel de Ontinyent como ciudad acogedora durante la Guerra Civil, Jorge Rodríguez, destacaba “el esfuerzo colectivo del Gobierno, la Diputación y todas las fuerzas políticas para avanzar en la recuperación dignidad histórica”. El alcalde mostraba su orgullo “porque hay cosas que no tienen valor en precio sino en dignidad. Un pueblo que tiene sus fusilados mal enterrados no es un pueblo digno, y no quiero que mi pueblo no sea digne. Por eso quiero agradecer el trabajo conjunto que se está haciendo por el recuerdo de aquellos gracias a los cuals hoy podemos disfrutar de la libertad y la democracia”.

El primer edil recordaba que este trabajo ha permitido en la ciudad contar con otro refugio antiaéreo recuperado en la calle del Regall y con una Aula-Museo de la 2ª República al edificio Lluís Vives, unos espacios junto a los cuales este segundo refugio permitirá crear una nueva ruta turística temática que está previsto poner en marcha en otoño. El Alcalde añadía que “este espacio será un reclamo turístico donde se mostrará lo que fue Ontinyent durante la guerra, una ciudad de acogida y refugio, que es lo que queremos que continúe siendo, un lugar donde no se pregunta a nadie de donde viene sino que se le invita a ser feliz y a desarrollar su vida”.

Hay que recordar que el Refugio del Regall, inaugurado hace poco más de un año, ha recibido en este periodo más de 3.000 visitas de todo tipos de público. En el marco de una aportación de 145.000 euros en ayudas del Patronato de Turismo para dinamizar el turismo a la ciudad, en espacios como por ejemplo este segundo refugio o la Casa Maians. Las obras en estos dos espacios ya fueron visitados en abril por la Diputada Pilar Moncho, quien mostraba su satisfacción “por volver a Ontinyent y comprobar como se ha transformado este espacio. Me llene de gozo como comprobar como un espacio que en un momento de la historia estaba hecho para momentos de miedo ahora pueda ser un atractivo turístico, y también constatar que Ontinyent y su gobierno tienen esta mirada hacia el turismo”, explicaba.

La concejala de Política para las Personas y Presidenta de la Comisión para la Recuperación de la Memoria Democrática de Ontinyent, Sayo Gandia, ha destacado también el interés del refugio y la nueva ruta turística “para construir un discurso memorialista propio y característico de Ontinyent, que en el marco de la Guerra Civil tuvo la peculiaridad de ser una ciudad refugio que afortunadamente no sufrió los efectos de los bombardeos pero supo organizarse para proteger a los más vulnerables”, apuntaba.

Gandia también ponía en valor el trabajo de la Comisión para la Recuperación de la Memoria Democrática, formada y con representación de todos los partidos con representación municipal, que desde 2015 ha llevado a cabo dos Semanas de la Memoria Democrática; inaugurado este refugio y el del Regall; colaborado en la realización de audiovisuales; o trabajado para impulsar la exhumación de 10 ontinyentins fusilados en 1939, entre otros.

El refugio de Tortosa y Delgado está situado en la Plaza de Baix, en el solar de la antigua fábrica de Tortosa y Delgado, importando industria textil de la ciudad en la época hoy desaparecida, a los pies del conjunto histórico del barrio de la Vila. La fecha de construcción data del año 1938, cuenta con una superficie aproximada de 85 m² y se calcula que podría haber alojado alrededor de 300 personas.

Este espacio se ha habilitado para que pueda recibir visitas guiadas de grupos escolares, interesados, turistas y público en general, adaptado para personas discapacitadas, con un horario de apertura sujeto en programaciones o visitas bajo petición, contando con el personal adecuadamente formado para estas funciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha