eldiario.es

Menú

Reducida a dos operarios la atención de 100 km en la autovía A-3, que se cortó por las nevadas de enero

CCOO denuncia que, con el cierre del Sector V2, si se produce otra nevada similar a la de enero, volverá a llevar al "caos circulatorio total"

- PUBLICIDAD -
Efectivos de la UME retiran la nieve de los tramos cortados de la A-3

Efectivos de la UME retiran la nieve de los tramos cortados de la A-3

La falta de inversión en infraestructuras del Gobierno ha abocado al cierre del Sector V2 lo que provocará que la autovía A-3 desde Contreras, límite con Cuenca, hasta la entrada a Valencia, N-220, V-11 y la antigua N-III, (es decir, unos 100 km) quede con un solo servicio de vigilancia. Así lo ha advertido CCOO que explica que serán "tan solo un furgón y dos personas para la atención de accidentes e incidentes que puedan ocurrir durante las horas nocturnas".

El sindicato lamenta además que dicho sector V2 ha dejado de funcionar a pesar de "una moción en el Congreso aprobada por el Partido Popular, de una proposición no de ley aprobada en las Cortes Valencianas, en contra de todas las corporaciones locales cuyo término municipal tiene afección con la autovía A-3, y a pesar del compromiso del Delegado de Gobierno de la Comunidad Valenciana, de la Secretaría General de Infraestructuras y del mismo Ministerio de Fomento".

Cabe recordar que este tramo de carretera fue precisamente el más afectado por las nevadas del pasado mes de enero,  dejando atrapadas a más de 2.000 personas en sus vehículos. El sindicato alerta que "con esta medida, similares circunstancias climáticas llevarán al caos circulatorio total con la exposición a graves riesgos a la ciudadanía" han remarcado.

CCOO explica que la base quedará como un simple acopio de vehículos, "dejando las infraestructuras que costaron un millón de euros  a la suerte de  los posibles desvalijamientos que pueda haber en las citadas instalaciones".

Tras negociaciones con la adjudicataria y por orden de Demarcación de Carreteras de la Comunidad Valenciana, se eliminarán las comunicaciones y servicio de oficina de dicho centro; "obligando a los trabajadores a unas modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y eliminando el importantísimo servicio de vigilancia nocturno", advierte el sindicato.

Esto además propiciará que la autovía A-3 desde Contreras límite con Cuenca hasta la entrada a Valencia, N-220, V-11 y la antigua N-III, quedará con un solo servicio de vigilancia con un furgón y 2 personas para atención de accidentes e incidentes que puedan ocurrir durante esas horas nocturnas, en contra de los motivos por las que se creó el antiguo Sector V2 que fue la de dar un tiempo de respuesta más adecuado a la atención de incidencias e incidentes de la carretera.

Los delegados y delegadas de CCOO de Construcción y Servicios denuncian que esto "demuestra la falta de compromiso y el desinterés por parte del Gobierno Central en materia de seguridad vial y del servicio público de mantenimiento que se presta a nuestras carretas".

La empresa del antiguo Sector V2, tras fusionar con el Sector V6, estaba compuesta por un total de 68 trabajadores y tras un ERE en extinción, al que los trabajadores se han visto obligados, la empresa adjudicataria quedará compuesta por un máximo de 58 trabajadores que tendrán que desplazarse desde sus localidades de origen al Centro de Conservación del Rebollar, que dista a 55 Km. desde la entrada a Valencia donde residen muchos de ellos.

CCOO está realizando todas las gestiones pertinentes con los grupos parlamentarios en el Congreso, a través de la iniciativa del grupo socialista, presentada por la diputada por Valencia, Ana Botella, para presentar una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado, con el fin de que se evite el cierre de este centro de conservación y mantenimiento de carreteras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha