eldiario.es

Menú

Los comerciantes del centro de València piden cámaras en las calles para frenar el top manta

La Asociación del Centro Histórico ha pedido medidas en el pleno municipal para frenar la proliferación de la venta ambulante ilegal.

La entidad también ha solicitado la instalación de maceteros en las aceras de la calle Hernán Cortés para evitar la invasión de vehículos.

- PUBLICIDAD -
Abdou sostiene la cuerda de su manta, pendiente de si vienen los agentes de la Policía | FOTO: P.R.

Un vendedor ambulante

La gerente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de València, Julia Martínez, ha solicitado este jueves en el pleno del Ayuntamiento de València medidas urgentes para frenar la masiva presencia del top manta en calles tan comeciales como el eje de Ribera, Ruzafa y Convento Santa Clara, la calle de Don Juan de Austria, o la plaza de la Reina.

En su intervención, Martínez ha agradecido el plan de choque establecido para estas Navidades en relación al control de la venta ambulante ilegal, pero ha advertido que una vez finalizadas las fiestas se podría volver a la misma situación que los comerciantes sufren desde hace demasiados años y que se ha incrementado considerablemente en los últimos.

Ante esta situación, la portavoz de los comerciantes ha solicitado la puesta en marcha del expediente necesario para instalar cámaras de vigilancia preventiva que, según ha asegurado, contribuirán a incrementar la seguridad en puntos vulnerables, zonas conflictivas, así como a prevenir delitos, y reunir pruebas en caso de que se cometan: "Recordamos, que en Málaga hay más de 40 calles vigiladas con este sistema, en Madrid otras tantas, en Cataluña hay más de 2.000 cámaras instaladas en 80 municipios, y en Londres, donde la instalación de cámaras es una constante desde la década de los 80, sólo en el área Comercial de Oxford Street hay 35 cámaras".

Por ello, Martínez se ha mostrado sorprendida ante la prioridad y prisa en controlar con cámaras a los vehículos, por encima de velar y garantizar la seguridad de las personas.

Además, ha requerido la creación de una brigada de control de venta ambulante durante los horarios de mediodía y los fines de semana, pues "al carecer de policía de barrio en esos periodos, la afluencia de este tipo de venta se incrementa a unos niveles ciertamente escandalosos, impidiendo en algunos casos, no ya que los ciudadanos, sino incluso que los propios comerciantes, puedan acceder a sus locales comerciales".

Por último, la gerente de la entidad ha solicitado la instalación de 10 maceteros en las aceras de la calle Hernán Cortés para evitar la invasión de vehículos que se viene produciendo, con el peligro para los ciandantes que conlleva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha