eldiario.es

Menú

El presidente de la Diputación de Castellón culpa a Camps y Fabra de pagar a una empresa vinculada a la Púnica

Moliner asegura que el desembolso de 382.682 euros a Match Golf Consulting en 2011 “estaba comprometido” pese a que se adjudicó el contrato el 27 de julio

El PSPV denuncia que se abonó a la empresa, testaferro de Granados, dos facturas el 14 y 25 de octubre por 128.000 y 254.682 euros, respectivamente

El líder del Partido Popular tira balones fuera sobre su posible responsabilidad en las irregularidades cometidas en el Hospital Provincial entre 2006 y 2015

- PUBLICIDAD -
El presidente de la diputación, Javier Moliner, felicita a Iñaki Vallejo, nuevo diputado de Castelló en Moviment

El presidente de la diputación, Javier Moliner, felicita a Iñaki Vallejo, nuevo diputado de Castelló en Moviment

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, culpa a su antecesor en el cargo, Carlos Fabra, y al extitular de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, del pago bajo su mandato de 382.682 euros a Match Golf Consulting, empresa dirigida por María José Marijuán, testaferro de Francisco Granados dentro del ‘caso Púnica’. En octubre de 2011, la institución provincial abonó a dicha sociedad dos facturas por un importe cada una de 128.000 euros (el día 14) y 254.682 euros (el 25 de octubre) por la organización del Master de Golf Costa de Azahar.

Según ha explicado Moliner en el pleno de la diputación, “fueron pagos de unos contratos firmados antes de mi llegada a la presidencia. Por tanto, debía cumplir con unas obligaciones ya comprometidas”. No obstante, como le ha precisado el portavoz del PSPV, José Benlloch, “la adjudicación se produjo el 27 de julio de 2011”.

La sesión ordinaria ha transcurrido sin mayor novedad hasta que ha llegado el turno de ruegos y preguntas, en el que el grupo socialista y Compromís han pedido explicaciones al líder del PP por los casos de corrupción en la provincia. En este sentido, Moliner ha lanzado balones fuera respecto a las irregularidades cometidas en la facturación del Hospital Provincial entre 2006 y 2015, bajo los gobiernos del Partido Popular, por una cuantía de 25 millones de euros tal cual figura en la denuncia realizada por la Conselleria de Sanidad ante la Fiscalía Anticorrupción.

Moliner no ha querido entrar en el debate, ni siquiera cuando se le ha recordado que en 2014 impulsó, desde su condición de vicepresidente del Consorcio Hospitalario Provincial, la destitución al completo del equipo técnico, incluidos el director gerente y el director económico, cargo éste ocupado por Miguel Llorens, al que el propio líder popular auspició ese mismo año hasta la secretaría general del PP en la agrupación local de Benicàssim. Esa maniobra, en opinión de Benlloch, evidencia que “existía una relación fluida entre ambos, por lo que usted estaba lo suficientemente informado de lo que ocurría”, le ha reprochado.

El presidente de la diputación se ha limitado a responder que “yo no tomé la decisión sino el Consejo de Gobierno, y se hizo porque había que darle un aire nuevo a la dirección”

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha