eldiario.es

Menú

La vieja guardia del PP cierra filas con Rita Barberá y los regeneradores reculan

La dirección de Génova apuntala a Rita Barberá tras su rueda de prensa, mientras las críticas a los regeneradores les hacen cambiar su discurso

- PUBLICIDAD -
Barberá anuncia que no dimite ni se lo plantea

Barberá anuncia que no dimite ni se lo plantea EFE

La  rueda de prensa de Rita Barberá rechazando toda sospecha de su implicación en la presunta financiación ilegal del PP, pero especialmente las últimas intervenciones de Mariano Rajoy defendiendo a la exalcaldesa de Valencia, han hecho que la vieja guardia del PP cierre filas a su alrededor, quedando en evidencia a los sectores más regeneradores que le pedían que diera un paso atrás y que incluso empiezan a recular.

Barberá, que en su comparecencia afirmó que no dimitirá aunque sea investigada, agradeció el apoyo de quienes no la han presionado y afeo la conducta a aquellos que sí le han pedido que diera la cara y actuara en consecuencia. Así explicitamente dio las gracias por su apoyo a Mariano Rajoy, a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al expresidente de la Generalitat, Francisco Camps.

No obstante no quiso nombrar por su nombre a aquellos que sí que le han reclamado que se aparte, afirmando que estos han reaccionado de este modo por "precipitación" o por "juventud". Entre ellos estaban la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien afirmó que Barberá debería renunciar a su aforamiento como senadora; el vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, afirmó que tenía que dar explicaciones a la sociedad; la vicesecretaria de Estudios y Programa del PP, Andrea Levy, afirmaba que Barberá "haría bien en apartarse"; o también Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del PP, quien le reclamaba que dejara la primera fila afirmando que "hay vida después de la política". Mención aparte merecieron los últimos líderes del PP valenciano a los que reprochó "deslealtad" a Isabel Bonig, razón por los que le habría mandado los sms amenazantes, y falta de capacidad a  Alberto Fabra tras criticarle que no actuara con los casos de corrupción.

Tras la rueda de prensa los apoyos a Barberá desde Génova se han redoblado, así la dirección de Génova ha agradecido este jueves las explicaciones que ha ofrecido en una rueda de prensa "valiente", y el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, llegaba a comparar a  Rita Barberá con el 'caso Dreyfus' de persecución antisemita.

Por lo que respecta a las voces discrepantes algunas han empezado a recular. Así Andrea Levy ha valorado "positivamente" las explicaciones dadas por la senadora, y considera que son suficientes para un Estado de Derecho donde la "culpabilidad debe demostrarse". Levy cree que Barberá "no está bajo ningún foco judicial ni recae sobre ella ninguna imputación" y que, por tanto, ya "ha cumplido con lo que le pedía el partido, que era dar explicaciones", olvidando así su petición de apartarse. Por su parte Pablo Casado, en el programa El Cascabel de 13TV, llegó a pedir disculpas a Barberá al afirmar que la situación ha sido "vertiginosa".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha