eldiario.es

Menú

Una película de 9.000 euros recaudados con crowfunding, premio a la mejor comedia en un festival de Canadá

100% Puro algodón, un largometraje del cineasta de Dénia Albert Ivars también logra las nominaciones a Mejor guión y Mejor fotografía en el Alternative Film Festival de Toronto

Rodada entre cuatro localidades valencianas, la película constituye una reflexión sobre las apariencias

- PUBLICIDAD -
Albert Ivars, durante el rodaje de ‘100% Puro algodón’

Albert Ivars, durante el rodaje de ‘100% Puro algodón’

Lo que empezó siendo una campaña de crowfunding se ha convertido en un proyecto que ya ha cosechado grandes logros. El dianense Albert Ivars tenía una historia que contar. Fue durante la etapa en la que estuvo viviendo en Bruselas cuando empezó a rondar por su cabeza la idea de hacer un guion que, más tarde, llevaría al cine como director.

A fue como nació 100% Puro algodón hace dos años. Con la ayuda de un crowfunding y de familiares pudo recolectar 9.000 euros que le permitieron rodar la película. “Algo barato para ser un largometraje, pero caro para mí”. Un film totalmente independiente, con un reparto casi 100% valenciano y un equipo técnico procedente de todas partes de España.

Hace unos meses, una vez finalizada la película, empezó a girar por diversos festivales y ya son varios los certámenes que han reconocido su calidad. El Alternative Film Festival de Toronto le ha otorgado el Premio a la Mejor Comedia, además de nominarla en las categorías de Mejor guión y Mejor fotografía. También ha sido finalista en el EURASIA International Monthly Film Festival 2017 y ha obtenido la Mención honorífica en el Festival Internacional de Cine de Querétaro 2017.

Rodada entre cuatro localidades valencianas, la película habla sobre las apariencias de la gente. “Las personas tendemos a aparentar y a ser lo que no somos, actuamos en nuestras vidas para que los demás tengan de nosotros la opinión que queremos.

Esto es lo que se ve reflejado en la historia: el ser lo que no eres y aparentar quien quieres ser aunque luego seas una persona totalmente diferente”, explica su director, Albert Ivars. Todo ello contado con un toque de humor “que divertirá al espectador de inicio a fin”. “El análisis puede ser muy profundo, pero nosotros lo abordamos de una forma más ligera, más amena”.

Aritz y Sonia son una pareja felizmente unida viviendo un sábado como otro cualquiera, aunque su plácido fin de semana se verá interrumpido por una visita inesperada:¡Un vendedor de albornoces! Pero… ¿Realmente es un vendedor de albornoces?

Los personajes principales son del entorno cercano de este joven cineasta, que no dudaron en colaborar en su primera obra. La mayoría de los extras, de Pedreguer, donde se utilizó una sala de teatro para grabar, aunque también recurrió a la directora, profesores y personal del colegio Paidos de Dénia, donde estudió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha