eldiario.es

Menú

Novelistas engañados por la Trama Carena

La venta de la veterana editorial a una imprenta de Ontinyent deja sin cobrar derechos de autor a medio centenar de escritores e ilustradores valencianos

- PUBLICIDAD -
Gráficas Barcina compró ediciones Carena

Gráficas Barcina compró ediciones Carena

La editorial valenciana Carena Editors ha dejado de pagar a sus escritores e ilustradores los derechos económicos que les corresponden por las obras editadas a lo largo de 2014. Más de medio centenar de autores, la mayoría valencianos, se han visto afectados por la llamada Trama Carena, que evidencia su  indefensión en tales circunstancias. Ninguno ha recibido las cantidades pactadas en sus contratos o los derechos de autor que por ley le corresponde.

“Nos sentimos defraudados y engañados”, dicen en un comunicado los afectados por la Trama Carena. “Queremos hacer llegar a todas las personas que aman y trabajan con libros la precaria situación en la que nos encontramos, derivada de una nefasta gestión de la empresa que en su día fue un referente en temas relacionados con nuestra cultura, y en definitiva, en el sector editorial”.

Los afectados llevan más de seis meses intentando ponerse en contacto con la nueva dirección, que hace caso omiso u ofrece excusas para seguir demorando el pago.

En el caso de los derechos de autor, se trata de cantidades que la editorial ya ha cobrado por la venta de los libros realizadas en 2014, pero que no ha ingresado en las cuentas de los escritores e ilustradores.

“Lamento la situación de los autores pero yo no soy responsable”, afirma Enrique Olmos, el director de la editorial. “El pasado mes de febrero recibí una propuesta de compra muy interesante de Gráficas Barcina propiedad de Mª Ángeles Gervilla que acepté con la condición de que no lo comunicara a los autores”.

Olmos reconoce que no informar de la venta en su momento, “fue un error” pero se siente tan estafado como los autores. “Después de la Feria del Libro ingresé los beneficios, unos 60.000 euros, pero me dieron largas y tuve que pagar los desplazamientos a Ontinyent de mi bolsillo. ‘A posteriori’ me enteré de que la idea de Gervilla es liquidar la empresa, y que no es la primera vez que lo hace”.

Carena Editors sigue vendiendo en las principales librerías de la Comunidad Valenciana y en otros puntos de España muchos de los libros de los autores a los que no se ha pagado las cantidades pactadas.

Sello veterano

Durante más de veinticinco años, la editorial Carena Editors, dirigida por Marcos G. Zacarés, publicó centenares de títulos, la  mayoría relacionados con la cultura, la historia y las tradiciones valencianas, algunos de ellos con gran éxito de ventas.
En 2012, con motivo de su jubilación, Zacarés vendió la editorial a Enrique Olmos, quien utilizó sus fondos y contrató a decenas de nuevos libros a sus respectivos autores, que se comprometieron de buena fe, confiados en las garantías de una empresa editorial conocida por su seriedad.

El hundimiento de Carena, uno de los contados sellos editoriales de la Comunidad Valenciana, es un triste episodio más que lamentar. Demuestra el hondo abismo que separa a los creadores, que intentan aportar algo valioso a la cultura, de los que sólo piensan en hacer negocio aprovechándose del trabajo de otros. Y lo peor es que las leyes, en vez de amparar a las víctimas, protege a quienes mediante manipulación y engaños se apropian de lo que no les corresponde.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha