eldiario.es

Menú

“Estamos en la época educativa del Wertdievo”

El blog de Fani Grande, 'El Fémur de Eva', se convierte en libro gracias al nuevo sello editorial CientoCuarenta

- PUBLICIDAD -
Fani Grande.

Fani Grande.

Fani Grande fue uno de los afectados por el ERE de RTVV. Una larga y prometedora carrera periodística bruscamente truncada. Como la de otros muchos. Pero ella no se amilanó, ni se dedicó a llorar por los rincones. Se encerró en su obrador y a golpe de tecla y neurona empezó a tallar un hueso muy jugoso. 'El Fémur de Eva', una respuesta a la famosa costilla de Adán. Manifiesto feminista. Sí, pero mucho más. Una ventana entreabierta a la realidad en la que la crítica, la rabia y la indignación por las injusticias se matiza con un toque de ternura y sensibilidad. Un lenguaje personal y creativo que se mueve en la ambigua frontera entre lo real y lo imaginario. Las entradas publicadas por Fani Grande consiguieron situarse en más de una ocasión como trending topic en España, llegando no sólo a público de aquí, sino también de EEUU, Canadá, Perú o Arabia Saudita.

Un éxito en la blogosfera y las redes sociales que el sello editorial de nueva creación CientoCuarenta acaba de plasmar en papel. El prólogo del libro es de la periodista y escritora Rosa María Artal y Angélica Ballester, profesora de música, columnista y bloguera, pone las palabras al epílogo. Además, el libro incluye otros contenidos inéditos, como las notas al pie que actualizan las entradas para mantener su interés y que han sido rebautizadas como notas femurianas (NF), los tuits de los lectores y lectoras que introducen cada entrada. También una selección de los textos que Fani Grande publicó para El Mundo en la columna de opinión El Fémur de Eva y que están, de hecho, en el ADN del blog.

La obra se presenta el martes, 11 de noviembre en el Aula Magna del centro Cultural La Nau. El acto de presentación contará con la presencia de Alfons Cervera, escritor, periodista y coordinador del Fòrum de Debats; Juan Magraner, periodista de SER Valencia; Gonçal López-Pampló, director literario de CientoCuarenta, y la autora. Paco Valiente, responsable del blog Los sonidos del planeta azul, ambientará musicalmente la entrada y salida del acto con una selección de temas titulada La Vuelta al Fémur en 80 músicas.

¿Qué pasó por su cabeza cuando le propusieron convertir su blog en libro?

Pues la verdad estuve un momento Obélix y pensé que qué locos estaban estos ‘romanos de Bromera’ que querían publicar un libro de algo que estaba gratis en Internet. El tiempo y la espectacular acogida del libro han demostrado que era una estupenda propuesta, y me ha confirmado una vez más que lo mejor de 'El Fémur de Eva' son sus lectores.

El fémur tiene más longitud y médula que la costilla, y la realidad lo demuestra. La mujer está cada vez más presente. ¿Qué derechos e igualdades le quedan todavía por conquistar?

Por lo que respecta al poder de decisión real, aún nos queda mucho terreno por recorrer. Uno de mis textos preferidos se llama Planeta Clítoris, una reflexión sobre la poca representatividad que tenemos las mujeres en los puestos de ‘mando’: presidencias de gobierno, consejos de administración, etcétera. Hasta que no ocupemos lugares estratégicos de decisión en esos primeros niveles de actuación, seguiremos estando en desventaja. Ni una candidata a Presidenta en este país en tantos años resulta llamativo. ¿No hay mujeres preparadas en los partidos políticos?

Inventar palabras es la retribución del escritor solitario. ¿Aparte de los ya míticos polumbis, cuáles son sus preferidas?

Sufro por los polumbis cada día. Tenemos un hashtag: #PrayForPolumbis al que acudimos sobre todo durante las comparecencias del Gobierno, cuando sueltan las ruedas de molino pensando que nos las tragaremos. Otro ‘palabro’ que hemos utilizado en Twitter es “Wertdievo”, que define la época educativa regresiva que inició Jose Ignacio Wert cuando llegó al cargo. También están: cospedalario, montorear, anamatopeya, rajoyuelos, pepiñez. Son de Caballones lejanos, un texto que NO recomiendo leer a nadie a menos que tengan el cerebro arado.

¿Cómo elegía los temas?

Normalmente voy a medias con la actualidad, a veces ella, a veces yo. Tenemos una relación bastante equilibrada y satisfactoria.

¿Qué perfil de lectores ha tenido estos años?

Personas inquietas, inconformistas, cabreadas con el poder, inteligentes, con sentido del humor, amantes de la lectura y, sobre todo, buena gente.

Internet permite una interacción impensable hace poco, pero también tiene sus zonas oscuras. ¿Qué opina al respecto?

La única zona oscura que conozco está en San Olaf, patria chica de Rose Nylund, dónde muchos femurianos van de vacaciones (esto sale en Vivir en San Olaf). La tradición manda que delante del agujero negro se reúnan los sanolafianos cada tarde a contemplar la negritud en máxima armonía y paz. Pero no, en Internet no he conocido zonas oscuras de momento.

¿No ha sentido la tentación de escribir ficción?

¿Ficción? Vaya, yo creía que había estado todo el rato escribiendo sobre eso. No me diga que he descrito la realidad que me da algo.

¿Cómo debería haberse resuelto el tema de la RTVV?

Solucionando el problema que ellos mismos habían creado de otra manera, no cerrándola. No trincando tantos millones. No manipulando la información. No haciendo un ERE ilegal. No mintiendo con que la cerraban para no tener que cerrar hospitales y colegios. No dejando a los valencianos sin medios de comunicación públicos y en valenciano. Y no liquidando y malvendiendo unas instalaciones y equipos técnicos y humanos que hemos pagado entre todos durante 25 años.

¿Comulga con el programa de Podemos al cien por cien o le ve pegas?

Al cien por cien con un partido están los adeptos, no los ciudadanos críticos.

Sus lectores deben tener una curiosidad. ¿De dónde viene Fani?

Fani viene de de Francisca, y fue mi madre quien me llamó así desde que nací.  

Apellidarse Grande debe haberle marcado, aunque todavía hay una más Grandes.

Totalmente de acuerdo, Almudena Grandes es una enorme escritora, con una obra narrativa extraordinaria. Hablando de ‘grandes’ no quiero terminar sin acordarme de Ana María Matutes, cuyo discurso de aceptación del Premio Cervantes me sé casi de memoria y que tengo presente a la hora de escribir: “Si en algún momento tropiezan con una historia, o con alguna de las criaturas que transmiten mis libros, por favor, créanselas. Créanselas porque me las he inventado”. Pues eso.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha