eldiario.es

Menú

Ca Xoret, en la despensa de la huerta

Un lugar de peregrinaje para disfrutar de cocina valenciana en el que coinciden ciclistas (¡qué almuerzos!), empresarios, familias de celebración y parejas.

- PUBLICIDAD -
Ca Xoret.

Ca Xoret.

València no se entiende sin su huerta: junto con el Túria y l’Albufera, este valiosísimo agrosistema ha moldeado no sólo la fisonomía de la ciudad, sinó su cultura, su vida social y, por supuesto, su gastronomía. L’Horta es mucho más que el nombre de la comarca en la que se asienta València: son sus cimientos y, si tuviésemos un poco de vista y olfato, la mejor garantía de su futuro. ¿Qué metrópolis puede presumir de vivir rodeada por la mejor despensa del mundo?

Y siendo la cosa así, está claro que los valencianos tenemos –casi por obligación moral- que comernos la huerta de forma ritual, que peregrinar hacia aquellos lugares en los que aún se huele la tierra en la cocina. Ca Xoret, que abrió sus puertas hace ahora diez años gracias al empeño de Concha y Melcior, es uno de esos sitios. Situado en un reducto de la auténtica gastronomía valenciana como Meliana, se ha convertido en un lugar de reunión en el que coinciden ciclistas (¡qué almuerzos!), empresarios, familias de celebración y parejas.

Ca Xoret.

Ca Xoret / Andreu Escrivà

A la típica pregunta de ¿dónde puedo comer comida valenciana? casi siempre doy la misma respuesta: “ves a Ca Xoret”. Allí encontraréis los entrantes imprescindibles: esgarraet, all-i-pebre, ensalada con tomate de verdad, albóndigas de bacalao, alcachofas y habas recién cogidas. Punto y aparte son las clóchinas y tellinas, que tratan como en pocos sitios: nada aceitosas, con las gotas justas de limón y con la carne tersa y en su punto (nunca resecas o pasadas).

Ca Xoret. / Andreu Escrivà.

Ca Xoret. / Andreu Escrivà.

Luego hay pescado, carne y, claro está, los arroces. Caldosos (que cambian con la estación) y secos –también paella ortodoxa- con lo que ofrezca en ese momento la huerta y el mar. Raciones más que generosas y punto de cocción siempre acertado. Bordan el senyoret, el de rape y cigalas con alcachofas y la paella de bacalao... entre otros. Los postres –vayan a por el arnadí o la cuajada de chufa- siguen en la línea de coger lo mejor de nuestro entorno. Y, si queda hueco, hay una estupenda selección de quesos en la carta.

Mención especial merece Mel, un joven sumiller que se aleja de la idea preconcebida de lo que muchos piensan que es un sumiller. Cercano, directo, con un ojo clínico para averiguar nuestros gustos y con un conocimiento enciclopédico de los vinos, hay que hacerle caso siempre: mantiene una bodega como pocas en la zona.

Y volvemos al principio: ir a Ca Xoret es ir a la huerta. No desaprovechéis la ocasión y pasead luego entre la difusa frontera del verde y azul: el mar está a cuatro pasos y se nota. Antes de iros, eso sí, podréis comprar naranjas, cervezas artesanas y un magnífico vino (Las Aves de Paso) en cuya elaboración colabora Mel. Como dicen en el cartel que lo anuncia: “Consumiu productes de la nostra terra a vostra casa”. ¡Así sea!

Ca Xoret / Andreu Escrivà

Ca Xoret / Andreu Escrivà

Ca Xoret

C/ Sant Isidre, 44, Barri Roca (Meliana)

+96 149 37 49 / 629 329 037

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha