eldiario.es

Menú

CCOO critica la posición "ultraliberal" de la Generalitat permitiendo estaciones de servicio sin personal

El sindicato afirma que este permiso destruirá miles de empleos, atenta contra los derechos de la ciudadanía y provoca riesgos de seguridad y salud

- PUBLICIDAD -
CCOO afirma que se pueden amenazar 6.000 puestos de trabajo del sector

CCOO afirma que se pueden amenazar 6.000 puestos de trabajo del sector

CCOO de Industria PV alerta de que la decisión de la Generalitat de levantar la obligación de contar con personal en las estaciones de servicio desatendidas, "destruirá miles de empleos, atenta contra los derechos de la ciudadanía y contraviene la regulación específica respecto a riesgos de seguridad y salud".

El sindicato considera "indignante" el anuncio efectuado de “que no existirá la obligación de personal en las estaciones de servicio desatendidas, tal y como correspondería después de múltiples reuniones, en las que había considerado sus alegaciones, y sin mediar explicación por el cambio de criterio".

CCOO de Industria considera un contrasentido "que un gobierno 'llamado de izquierdas' se situe en la posición más ultraliberal, al contrario que gobiernos autonómicos de signo conservador". El sindicato niega que la “liberalización” en los términos aprobados, sea mejor para los consumidores y ciudadanos. La medida, una vez generalizada la situación, situara los precios en el mercado, optimizando los beneficios al máximo las multinacionales.

Comisiones Obreras llama a primar la seguridad frente a cualquier adversidad y a priorizar un modelo de servicio en el que prime la atención, de manera preferente, incluyendo en pie de igualdad a las personas con diversidad funcional, o con capacidad disminuida de forma temporal o indefinida.

"Cualquier norma, que no suponga la existencia de una persona capacitada, tal y como recoge el convenio colectivo de aplicación y la normativa actual, supone un riesgo y un fraude a la ciudadanía", aseguran desde el sindicato. Por todo ello, CCOO de Industria PV juzga un "atrevimiento inesperado", la decisión del Cosell, "indigna de un gobierno progresista". Así advierten que la no obligatoriedad de atención física no sólo implica riesgos de seguridad y salud, sino que amenaza los más de 6.000 puestos de trabajo actualmente regulados con convenios colectivos, frente a una concepción de mercado desregulado que no se sostiene desde un punto de vista social.

CCOO anuncia que combatirá la polémica norma, por lo que realiza un llamamiento a la administración, a que reconsidere su decisión, regulando de forma integral una ley que evite la especulación mercantilista, para que se tenga en cuenta el interés general de la sociedad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha