eldiario.es

Menú

La incidencia de la gripe sube un 28,6% y aumenta las esperas en los hospitales

La Comunitat Valenciana ha alcanzado en la primera semana los 64,7 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 50,30 con que se cerró 2016.

El sindicato CSI.F ha denunciado saturación en los hospitales Clínico, Peset y en el de Manises.

- PUBLICIDAD -
Hospital La Fe de Valencia.

Hospital La Fe de Valencia.

La incidencia de la gripe en la Comunitat valenciana ha aumentado un 28,6% en la primera semana de enero al alcanzar los 64,7 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 50,30 con que se cerró 2016 y se prevé que esta tasa siga aumentado durante las próximas 10 semanas.

Así, lo han explicado este miércoles la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y el director general de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca.

Al respecto, han destacado que todos los departamentos sanitarios cuenta con un "plan abierto" para ir adaptándose al incremento de la presión asistencial, que comienza con primar en las agendas de los médicos de atención primaria los huecos para atender las urgencias frente a la actividad programa, así como un refuerzo de las camas para evitar el colapso en los hospitales.

En concreto, el 97,15% de la población afectada no se había vacunado. Por ello, Montón ha recordado sobre todo a los grupos de riesgo --embarazadas, crónicos y mayores de 65 años-- que la campaña de vacunación termina el 31 de enero.

Hasta el momento, se han utilizado 677.000 dosis de las 750.000 que la conselleria ha adquirido. La mayoría de los vacunados, el 65%, son mayores de 65 años mientras la tasa de los profesionales sanitarios se da el 44%.

En ese sentido, ha apuntado que se está registrando "un esfuerzo para aumentar la labor asistencial" y ha pedido a la población "comprensión" si aumenta la demora en Urgencias.

No obstante, ha aclarado que los pacientes "nunca" aguardan en los pasillos sino en las salas de observación de urgencias médicas que están equipadas con boxes, camas, y equipamientos y personal médico.

En concreto, los hospitales que se han visto más afectados hasta el momento han sido el de Elda el pasado lunes, que registró un pico de ingresos, y el Clínico donde a las 12.00 horas de este martes había 17 personas en Observación de los que solo 4 no pasaron a planta por "motivos médicos".

Montón ha asegurado que "en estos momentos no hay ningún problema especial" en los centros públicos valencianos y ha descartado asimismo que haya "un problema de falta de camas".

En cualquier caso, ha insistido en pedir a la población que acuda primero a Atención Primaria para no saturar las urgencias hospitalarias.

CSI.F denuncia colapso

El sindicato CSI.F ha avisado este miércoles que la unidad de Observación del hospital Clínico Universitario de Valencia continúa saturada.

Si el lunes pernoctaron 30 pacientes, en la noche del martes al miércoles lo hicieron 20 en camas habilitadas.

La central sindical ha lamentado la falta de planificación por parte de Conselleria de Sanidad, que se plasma en otros hospitales, como el Doctor Peset, donde ha paralizado la actividad de quirófanos para disponer de camas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI.F) ha señalado que el retraso en la apertura de la sala de preingreso y la carencia de camas libres en planta, debido a la escasez de recursos y al retraso en dar algunas altas, provoca la acumulación de pacientes en Observación.

Estos pacientes comparten un reducido espacio durante horas e incluso días, y carecen de la intimidad necesaria.

La central sindical ha explicado que la situación en el hospital de Manises también resulta complicada. Hasta 15 pacientes han dormido esta última noche en Observación de Urgencias.

El sindicato reclama más medios, ya que diez médicos atienden a las 180 personas ingresadas en planta y la dotación de Urgencias se limita a seis enfermeros por turno, aunque ahora reforzada.

CSI.F, por otra parte, explica que el hospital Doctor Peset, también en Valencia, suspendió la actividad en dos quirófanos el martes y uno este miércoles.

El objetivo consistía en aprovechar las camas de los pacientes que iban a ser ingresados tras la operación para destinarlas a otros que procedían de Urgencias. El sindicato considera que esta situación podría haberse evitado con una mejor planificación.

La central sindical ha señalado que la plantilla en Urgencias se ha reforzado tarde en el hospital Doctor Peset, cuando ya estaba saturado el servicio, y no ha existido una previsión.

Del mismo modo, ha subrayado que el espacio destinado a Urgencias se ha quedado obsoleto y demasiado pequeño para las necesidades actuales, por lo que reclama una reforma para mejorarlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha