eldiario.es

Menú

El juzgado investiga a la Generalitat por una operación inmobiliaria en la que perdió 2 millones de euros

El banco público valenciano, el IVF, tuvo una pérdida patrimonial de dos millones de euros al permitir que un hotel valorado en 4,5 millones de euros se vendiera por sólo el 20% de su precio

- PUBLICIDAD -
Enrique Pérez Boada.

Enrique Pérez Boada.

El juzgado de Primera Instancia y número 2 de Requena investiga si la Generalitat valenciana, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF),  en la etapa en que el banco público valenciano fue dirigido por José Manuel Uncio y Enrique Pérez Boada, cometió hasta tres delitos de falsedad en documento público y falsedad en documento privado en las gestiones de la entidad pública con relación a la venta del Hotel Jalance.

La construcción del establecimiento fue financiado por el IVF y el BBVA, que, ante los impagos, se quedaron con el inmueble y lo subastaron. Varios administradores de la firma denunciaron irregularidades en el préstamo, un caso por el que se sentarán en el banquillo de los acusados Uncio y Pérez Boada a pesar de que la Fiscalía pidió el archivo del caso contra ellos. 

Siempre según los administradores de la firma denunciantes, ahora se investiga si el IVF falsificó un documento público al cancelar la hipoteca del inmueble manifestando que había sido reembolsado el crédito prestado cuando nunca se reintegró el importe de la deuda contraída con la entidad pública. "Tanto es así, que basta comprobar los documentos que demuestran que la sociedad estaba en quiebra para comprobar que fue imposible la devolución, que no consta en ningún sitio el detalle del reintegro (no hay ningún documento incorporado a la causa que haga referencia a la recepción de esa cantidad), ni tampoco consta en el IVF".

Supuesta malversación

Siempre según los abogados de la acusación, se pudo cometer malversación de fondos al permitir la venta de un hotel tasado en 4,5 millones de euros según tasación bancaria por solo un millón de euros (por el 20% de su precio de mercado, cinco veces menos que su precio), creando un perjuicio público de primer nivel al permitir la minusvaloración del patrimonio de todos los valencianos".

La solicitud de quiebra del hotel se presentó en 2003. Tanto Uncio como Pérez Boada, que fueron directores del IVF con el PP, han abandonado la primera línea de la política. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha